Y Julia retó a los dioses – Santiago Posteguillo

Y Julia retó a los dioses

‘Y Julia retó a los dioses’ es la continuación de la saga iniciada con la novela ‘Yo Julia’, ganadora del Premio Planeta 2018, y con la que su autor Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) nos relata el desenlace de la vida de Julia Domna, esposa del emperador Septimio Severo, que cambió el curso de la historia del Imperio para siempre. La emperatriz más poderosa de la antigua Roma vuelve a nosotros para que la acompañemos en su lucha constante –contra los designios de los dioses y la adversidad de los mortales– por mantener su dinastía al frente del Imperio.

Una mortal capaz de enfrentar a los dioses del Olimpo

Vesta, la diosa del fuego del hogar romano, ardía en cólera desde el incendio de su templo en Roma (relatado en la novela ‘Yo, Julia’) y la emperatriz era la culpable. Además, su origen sirio, junto a su fe y adoración a un dios extranjero como El Gabal –dios sirio que controlaba el sol–, no era de recibo para una Augusta. Julia era el inico de todos los males y significaría el fin de Roma.

Vesta consiguió un enfrentamiento entre los dioses partidarios y los detractores de Julia, desatando una nueva guerra en el Olimpo; dando lugar a un cónclave donde el dios supremo, Júpiter, estableció cinco pruebas mortales que le serían enviadas a Julia. Si las superaba, se mantendría en el poder de Roma.

“Poco antes de que Julia Domna accediera al poder –continuaba la diosa del hogar, ajena al evidente desaire con el que el dios supremo la escuchaba–, ardió mi templo en el corazón de Roma. Era una advertencia de lo que se nos avecinaba. Es una extranjera y como tal debe ser desplazada del poder de Roma, alejada de allí…, aniquilada. Como hicimos con Cleopatra en el pasado, o con Berenice”.

Una dinastía en peligro

Tras la muerte del emperador Septimio Severo en Eboracum, dieciocho años después de que se autoproclamara emperador, una lucha fratricida por el poder se desatará entre sus dos descendientes, los coemperadores Antonino (más adelante renombrado Caracalla) y Geta, cuya rivalidad y odio mutuo llegarán a poner en peligro el Imperio, queriendo dividirlo en dos para repartirse el gran legado de su padre. Solo una persona con la inteligencia y determinación de Julia podrá evitar una nueva guerra civil entre sus dos hijos y el fin de la dinastía Severa.

“¡Coged esa espada y partidme a mí también en dos, como habéis hecho con todas las provincias! ¡Cortadme en dos y luego elegid con que pedazo se queda cada uno de vosotros! Porque esta división del Imperio será solo sobre mi cadáver”.

El Senado, los patres conscripti de Roma, siempre al acecho de la familia Severa –a la que detestaban tras los asesinatos de varios senadores no afines a la autoproclamación de Septimio Severo en el pasado– no cesará en su empeño por volver a recuperar el poder y los privilegios que le fueron arrebatados. Para ello, los senadores no dudarán en confabular y alimentar las ansias de ambición y poder de los coemperadores para forzar un enfrentamiento entre los dos hermanos. Su plan está en marcha, si mueren Antonino y Geta, la dinastía Severa llegará a su ocaso y el Senado recuperará su esplendor de antaño. Pero quedaría Julia, la mater patriae…

“Solo tenía una cosa clara: después de eliminar a Antonino y a Geta, no habría fin a los Severos si no se deshacían también de aquella mujer”.

Un nuevo reto para Posteguillo

‘Y Julia retó a los dioses’ suponía un gran reto para Santiago Posteguillo, uno de los buques insignia de la novela histórica acerca de Roma de nuestro país. El ganador del Premio Planeta 2018 no lo tenía nada fácil después de las críticas recibidas por el galardón de su primera novela sobre Julia Domna, una obra diferente respecto al resto de novelas históricas escritas por Posteguillo y con la que muchos lectores de la literatura del valenciano, y otros animados a leerlo por el premio conseguido, se sintieron defraudados. Pero Santiago ha conseguido resarcirse con esta segunda parte de la historia. Posteguillo ha resurgido del inframundo. Ha sido capaz de sortear al barquero Caronte en la laguna Estigia y ascender al Olimpo de los dioses, deificado gracias a su magistral obra.

Una historia que requiere un cambio de estilo

En ‘Y Julia retó a los dioses’, el número de batallas con las que Posteguillo nos deleitaba en sus anteriores obras se reduce a la mínima expresión, centrándose básicamente en el enésimo intento de la conquista de Partia por parte de Roma. ¿Decepcionados? Todo lo contrario. Esta novela lo requiere así, porque la lucha de Roma está en palacio, con sus intrigas, traiciones y pactos. Una lucha por el poder y la continuidad de una dinastía comandada por una emperatriz bella, sanguinaria y ambiciosa que velará por su estirpe hasta el final de sus días; siempre y cuando, la enfermedad contraída como una de las pruebas de los dioses no consiga llevársela antes al Hades, el mundo de los muertos, y el médico imperial Galeno no lo impida.

«Después de tanto sufrimiento me he ganado que algún dios o una diosa me ayude –y cerró los puños mientras insistía entre dientes y dejaba resbalar alguna lágrima, de rabia, de pena, de dolor, por sus mejillas–: me lo he ganado. En medio de tanto dolor, me merezco esa ayuda».     

Con su habitual estilo literario, pero con una prosa más directa y menos poética que en otras novelas del mismo género, Posteguillo nos obsequia con una historia sublime, donde es capaz de personificar y dar vida a los mismísimos dioses. Un desenlace de casi ochocientas páginas, estructurado en cinco partes. Al inicio de cada una, disfrutaremos de la asamblea de los dioses donde se debatirán las diferentes pruebas divinas que le serán enviadas a Julia y seguidamente, el médico imperial Galeno nos relatará sus crónicas acerca de la vida y obra de la emperatriz, junto con su búsqueda incesante de los libros secretos de Herófilo y Erasístrato.

Julia Domna, una gran mujer. ‘Y Julia retó a los dioses’, una gran historia.

        

Ricard Pascual

Título: Y Julia retó a los dioses
Serie: Julia Domna II
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial: Editorial Planeta
Páginas: 792
Fecha de publicación: marzo 2020

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.