Viento de otoño – Brenna Watson

Viento de otoño – Brenna Watson

viento de otoño

En plena época veraniega, qué mejor plan que viajar a Escocia. ‘Viento de otoño’, escrito bajo el pseudónimo de Brenna Watson y publicado por Vergara, nos traslada a la tierra de los highlanders en esta novela romántica llena de sensibilidad y aventuras.

Poco se sabe de la escritora, excepto la pequeña biografía que aparece en sus libros. Licenciada en Historia, lleva más de 15 años trabajando en el mundo de la literatura, editando y corrigiendo las obras de otros autores. ‘Viento de otoño’ es su segunda novela publicada.

PERSONAJES ENTRAÑABLES

Nos desplazamos al norte de Escocia, conocido como las Highlands, zona de gran influencia celta y preciosos paisajes montañosos.

“Gabriela sabía que Dios había hecho el mundo en seis días. Pero estaba convencida de que a las Highlands escocesas les había dedicado un tiempo especial”.

En 1356, Malcolm Montroe es el laird del clan de los Montroe. El anciano ha perdido a toda su familia más cercana, incluido uno de sus hijos, Keilan, que marchó hacia España en una misión y no volvió.

Por otro lado tenemos a Duncan, jefe de los guerreros del clan. Su esposa falleció al dar a luz a su hijo Micheal. El pequeño de seis años aporta la inocencia y la lógica propia de los niños, muchas veces con comentarios divertidos.

“– Yo sé leer, en castellano, en francés, en inglés y en gaélico. Y escribir. Sé contar, sé historia y geografía, gramática y retórica- dijo Rob.

– ¡¡A lo mejor por eso eres tan mal guerrero!! – respondió Micheal muy ufano”.

Sin embargo, la protagonista central del libro es Gabrielle, Gabriela en su forma española, o Rob. Gabriela es hija de Keilan, el hijo del laird que partió hacia España para llevar a cabo un trabajo. Lejos de casa conoció a una joven castellana y decidió pasar el resto de su vida en Toledo y no volver más a Escocia. Gabriela vivía feliz hasta que la peste negra arrasó con casi toda su familia. Solo se salvaron ella y su madre, que tuvo que volver a contraer segundas nupcias para poder sobrevivir. A la muerte de su madre, Don Pedro, su padrastro, quiere casarse con ella en contra de su voluntad. Ella decide que ya no le queda nadie querido en su Toledo natal y huye hacia Escocia, donde tal vez le quede algo de familia.

UN VIAJE HACIA LAS HIGHLANDS

El viaje no resulta fácil. Para poder costearlo, sustrae las joyas de su madre y una bolsa de dinero de Don Pedro, el cual se dispone a perseguirla para obligarla a casarse con él. Al menos cuenta con la ayuda de Angus, el último de los escoceses amigos de Keilan que queda con vida. Ambos piensan que la mejor forma de escapar es que Gabriela se haga pasar por chico, y hacer el viaje dando un rodeo por el camino de Santiago, disfrazándose de monjes.

Finalmente llegan a casa, pero en la última etapa del trayecto, sufren un ataque por parte de un clan enemigo. Gabriela, o más bien Rob ya que sigue disfrazada de chico, logra escabullirse a duras penas y llegar sola al castillo. La alegría de su abuelo al descubrir que tiene un nieto y un posible heredero cuando él falte, impide que Gabriela revele su verdadera identidad en ese momento.

UNA MULÁN ESCOCESA

La historia de una mujer que se hace pasar por hombre no es nueva en el mundo literario y de ficción. Tenemos el ejemplo de Mulán, una chica que ocupa el lugar de su padre como guerrero para evitar que él vaya a la guerra. Pese a que es una idea ya explorada, es interesante ver las aventuras y desventuras de Gabriela en esta tierra de guerreros llenos de testosterona.

¿Quién será el primero que descubra su verdadera identidad? El que supone más peligro es Duncan, ya que desde el primer momento, ambos sienten cierta atracción el uno por el otro. Una atracción que confunde a Duncan, puesto que sigue pensando que es un chico y este tipo de relación se consideraba pecaminosa en esa época.

TOQUES DE HECHOS HISTÓRICOS

En ‘Viento de otoño’ se pueden ver pinceladas de la historia real de Escocia. La misión en la que se embarcan Keilan Montroe y otros guerreros fue la de llevar el corazón del rey Robert Bruce, sucesor de William Wallace como Guardián de Escocia, a Tierra Santa, hecho que ocurrió realmente.

Se puede percibir los conocimientos históricos de Brenna Watson en la narración. No obstante, se concede ciertas licencias. La escritora aclara en una nota a pie de página que el uso del kilt y el tartán no eran frecuentes en la época en la que se ambienta la trama. Añade que imaginarse a un highlander sin su prenda más característica es casi imposible, y por esa razón los ha incluido en el relato.

Con un lenguaje sencillo, pero cautivador y de lectura fluida, Watson describe con gran delicadeza las escenas más pasionales de la historia. Un libro excelente para todo aquel que disfrute con una bonita historia de amor.

 

María García

Título: Viento de otoño
Autor: Brenna Watson
Editorial: Vergara
Páginas: 458
Fecha de publicación: mayo 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario