Un viejo que leía novelas de amor – Luis Sepúlveda

Un viejo que leía novelas de amor

El escritor Luis Sepúlveda (Ovalle, Chile, 1949 – Oviedo, 2020), víctima de la actual pandemia, era un viajero de raza. Recorrió, entre otros muchos territorios, la selva amazónica y nos regaló Un viejo que leía novelas de amor, una historia breve sobre la naturaleza más oscura del ser humano, un relato que se adentra en un corazón que habita entre tinieblas.

LA SELVA

El personaje principal, Antonio José Bolívar Proaño, luchador y superviviente en lugares selváticos, aprende lo mejor de los shuar. Dejando a un lado la ficción, al lector le gustará saber que se trata del pueblo indígena más numeroso del territorio amazónico, localizado en las selvas de Perú y Ecuador. Como ya deben intuir, para los shuar el gringo u hombre blanco es un estorbo, una maldición que arrasa con todo. De la cruel colonización, estamos hablando.

Volviendo al libro que nos ocupa, Proaño sabe leer pero no escribir. Descubre que sus novelas favoritas son las de amor, y las lee despacito, varias veces, e imagina los lugares descritos, tan diferentes al suyo. La ternura que despierta su pasión por la lectura nos ayuda a sobrellevar la verdad que nos muestra Sepúlveda. Es una historia tan bella como triste, y a algunos les recordará a El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.

LA AVARICIA

A los hombres que vienen de lejos no les interesa la belleza y el poder de la selva, solo quieren encontrar las pepitas de oro y llevarse las pieles de los tigres pequeños. Al mismo tiempo, están contaminando la pulcritud de los lugareños. ¿Es que no sienten nada cuando asesinan a las bestias, cuando las maltratan, cuando invaden hogares ajenos? ¿Ni una sola lágrima? ¿Qué es lo que les convierte en seres malvados?

Luis Sepúlveda nos permite viajar hasta aquellos territorios que, simplemente, no nos pertenecen. El escritor ejercita nuestra memoria, nos recuerda que, a pesar de que haya seres humanos infames, siempre habrá quien se mantenga al margen o luche en contra de los despiadados. Porque hay quienes todavía entienden que nunca podrán superar a la naturaleza.


Roser Ribas

Título: Un viejo que leía novelas de amor
Autor: Luis Sepúlveda
Editorial: Tusquets
Páginas: 144
Fecha de publicación: febrero 1993

No hay comentarios

Deja tu comentario