Admiro y envidio en cierto modo a los que cuentan con memorias prodigiosas puesto que es algo de lo que carezco. En La Policía de la Memoria, la autora nipona...