, Nunca se debe juzgar un libro por su portada. Eso es un hecho cierto pero en el caso de la obra que nos ocupa merece la pena detenerse en ella....