Si pegas una patada a una piedra aparecen escritores malditos "a puñados", pero sin duda uno de los más auténticos y —sorprendentemente— longevos fue William S. Burroughs. El conocidísimo autor...