Las relaciones interpersonales funcionan —en parte— gracias a la mentira, a los tabúes, a las falsedades; gracias a la palabra, al lenguaje. No sucede así en aquellos animales irracionales que...