Soy Pilgrim – Terry Hayes

Soy Pilgrim – Terry Hayes

soy pilgrim

Terry Hayes (Sussex, 1951) ha escrito un libro que ralla la perfección. Con un personaje único e inimitable nos introduce en un mundo hermético al que muy pocas personas tienen acceso, pero, sin lugar a dudas, real. ‘Soy Pilgrim’ (Salamandra Black) es la claridad que se percibe detrás de la cortina que separa dos mundos: el mortal y el de los agentes encubiertos que velan por la seguridad del planeta.

La Cúpula

Salgo a caminar por la montaña y lo único que llevo encima es mi teléfono móvil y mi espíritu emprendedor. Hace sol y, sin pedir permiso, un rayo se cuela entre los árboles e ilumina el pelaje de mi perro, un bóxer adoptado y precioso que ha tenido la gracia de llamarse Book.

La inercia de mi cuerpo hace que busque la orientación de la luz y, entonces, me imagino lo inimaginable: un grupo de personas me observan a través de una cúpula de cristal que envuelve el mundo. Miran como si se encontraran en la sala superior de un quirófano observando una operación a corazón abierto. Están analizando la situación con perspectiva y son capaces de actuar ante las posibles consecuencias que pueda causar el que, una persona como yo, se encuentre en lugar como este.

Pero ¿quiénes son estas personas y a qué causa han entregado su vida?

Bienvenidos al mundo de Pilgrim

Pilgrim es Peter Cambell, Scott Murdoch, Jude Garlett o, en última instancia, Brodi Wilson. Un persona abstracta, inaccesible, etérea e incluso, para mucha gente, inexistente. Pilgrim es “el peregrino”, tiene poco más de treinta años y ya está jubilado. La mochila que lleva a sus espaldas es difícil de transportar, sobre todo cuando está cargada de pasaportes falsos, armas y cadáveres. Los recuerdos son esa parte de la memoria que más pesa.

Pilgrim siempre supo que su destino estaría marcado por hombres igual de impenetrables que él y siempre imaginó que su final sería corto y (cruzando los dedos) rápido. Nuestro hombre, curtido en mil batallas, se ha planteado la posibilidad de vivir la vida como el resto de personas que lo rodean, intentando apartarse del trabajo que solo unos pocos cerebritos descerebrados podrían ostentar.

Sin embargo, la noche que investiga el asesinato de una mujer en un cochambroso apartamento del East Side Inn, en pleno corazón de Manhattan, vuelve a recibir la visita de la Cúpula. En la otra parte del mundo, un terrorista afgano ha mutado el virus de la viruela de forma que, si se inoculara a una sola persona y esta persona entrara en contacto con más gente, podría acabar con la humanidad en el mismo tiempo que tarda en cantar un gallo.

Lo que parecía un alto en el camino, un pequeño y efusivo contacto con la realidad, se esfuma. Es hora de volver al trabajo de verdad.

Las armas del escritor

Terry Hayes nos cuenta una historia dentro de muchas historias y, no hay ni una sola de ellas, que carezca de sentido, sea superficial o esté rellenando las más de 800 páginas de este libro.

Es difícil mantener el suspense, la intriga, la acción, y sobre todo, la atención del lector, en un ejemplar de tamaña envergadura. Pero el escritor lo consigue por varios motivos. El estilo narrativo que utiliza es cómodo de leer (aunque no sea cómodo de transportar), empleando un lenguaje coloquial propio de la generación del personaje principal.

Pilgrim es un hombre joven, activo y extremadamente inteligente que resuelve los más altos asuntos de estado tirando de deducción y sesera, imitando en su subconsciente al célebre doctor Watson, pero sin cojera.

Las minuciosas y detalladas descripciones sobre todos los procesos que se llevan a cabo en la novela (no solo experimentales y químicos, sino también burocráticos o tecnológicos) nos hace pensar que estamos ante un escritor extremadamente riguroso, perspicaz y muy, muy bien documentado. Es lógico que al finalizar la escritura de este libro, estuviera completamente agotado, descentrado y perdido, como narra él mismo en los agradecimientos.

El angustioso entetenimiento

Las tramas están tan bien descritas que el lector vive con pavor la primera inoculación experimental de la vacuna que tiene lugar en medio de las montañas de Afganistán, se angustia ante las brutales prácticas empleadas por los funcionarios del gobierno para extraer una confesión y alucina ante la facilidad del protagonista para evaporarse y desaparecer de las situaciones más surrealistas que aparecen en el libro.

El lector también es capaz de percibir la angustia que arrastra Pilgrim con la vida que ha elegido vivir. Es por eso que lo acompaña durante todo el camino y está preparado para proporcionarle una cantimplora con agua fresca en el caso que fuera necesario. No deseamos, en ningún momento, que decaiga en la misión que lleva entre manos.

El control

Llevamos a cuestas la lacra de la tecnología. Ya no se puede matar encubierto, ni desaparecer unos días, ni ficcionar una vida que en realidad no hemos vivido. Siempre habrá un satélite, un receptor, un inhibidor o cualquier chisme, marca “último modelo” patentado por el mejor técnico japonés, que sobrevuele nuestras cabezas.

Estamos constantemente vigilados por la Cúpula y, aunque suene así de tremendo, afortunadamente es así de real. Convivir con Pilgrim durante varios e intensos días, ha sido abrumador y sobrecogedor. Pero, tranquilidad. Pese a que cientos de dudas asalten al lector, miles de conjeturas las pondrán en su sitio.

La lectura es entretenida hasta el extremo, pero si algo hace que el libro ‘Soy Pilgrim’ sea diferente es que, cuando lo leemos, no solo estamos conociendo una parte de la sociedad que no teníamos ni remota idea de que existía, sino que estamos siendo partícipes activamente de ella.

Bestial, señores. Pero lo mejor vendrá después, cuando dediquen varios días a reflexionar sobre ella.

 

Lara Adell

Título original: I Am Pilgrim
Título: Soy Pilgrim
Autor: Terry Hayes
Traducción: Cristina Martín Sanz
Editorial: Ediciones Salamandra
Páginas: 857
Fecha de publicación: julio 2013

 

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar