Rotos – Don Winslow

rotosMentiría si afirmase que Don Winslow (Nueva York, 1953) es mi autor de género negro favorito. No lo es, pero tiene algo que hace que espere con ansia sus novelas. Cada vez que tengo noticia de un nuevo libro suyo, lo reservo sin ni siquiera leer reseñas ni saber de qué va. Y reconozco que me ha sorprendido encontrarme con uno de relatos.
Casi quinientas páginas y seis historias criminales es lo que nos ofrece Rotos.

Estamos hechos de pedazos

«El corazón es la máquina perfecta, aún destrozada sigue funcionando». Esta frase o similar la escuché en alguna película y siempre la he tenido presente. La vida te rompe de muchas formas y, o bien agarras esos pedazos y te haces más fuerte, o te detienes y mueres.
Ninguno de los protagonistas de los seis relatos que nos trae el autor sale indemne de ellos. Con mayor o menor fortuna, no tienen mas remedio que recomponerse ante la adversidad, sacar pecho y continuar adelante. Pero como todo en esta vida, eso tendrá un precio.

Se abre el libro con Rotos. Una historia de venganza brutal y violenta que transcurre en Nueva Orleans. El asesinato de un policía a manos de los narcos cambiará para siempre a la familia McNabb.

Winslow nos lleva a su querida costa californiana en los siguients tres relatos: Código 101, El zoo de San Diego y Ocaso. Cada uno de ellos va dedicado a tres tipos más que interesantes.
Para míster Steve McQueen va Código 101. El detective Lou Lubesnick lleva años persiguiendo a un escurridizo ladrón de joyas que parece invisible para la policía.
El zoo de San Diego es una de esas historia que se paladean con media sonrisa pintada en la cara. Cómo no hacerlo cuando la premisa es un chimpancé que se fuga con un revolver en la mano. Al joven agente Chris Shea, le toca investigar el caso con resultados totalmente inesperados para él. Este va dedicado a Elmore Leonard.
Maddux, legendario surfero en caída libre a causa de las drogas, protagoniza Ocaso. En este homenaje a Raymond Chandler, un mítico cazarrecompensas busca la ayuda de un detective surfista para atraparlo. Se ha saltado la libertad bajo fianza y nadie quiere que la cosa acabe de forma trágica.

El quinto relato nos lleva a Hawái y, como no podía ser de otra forma, su título es Paraíso. Tres jóvenes amigos californianos dedicados al negocio de la marihuana intentan expandirlo contactando con un socio local. Pero claro, eso no le hace ninguna gracia a la mafia del lugar y el paraíso amenaza con arder por los cuatro costados.
Viejos y queridos conocidos por los lectores de Don Winslow protagonizan este «salvaje» episodio.

Culminamos con La última carrera. La más reivindicativa y pegada a la actualidad de las seis historias. Aquí el autor nos traslada su preocupación por lo que las leyes sobre inmigración están haciendo en su nación y en las personas que las sufren. Un agente de la patrulla fronteriza entre Estados Unidos y México intenta resolver la situación de una niña que ha sido separada de sus padres y permanece sola en un centro de detención. En el proceso descubre todos los rotos e injusticias de un sistema donde las personas solo son números y estadísticas. Un western donde la figura del héroe solitario contra la injusticia es protagonista. Un final que hará que cierres muy despacio el libro pensando en él y en lo que supone para nosotros como sociedad lo que acabas de leer.

El «toque» Winslow

Los libros de relatos son complicados, al menos para mí. Casi siempre contienen alguno que destaca y el resto se van leyendo con altibajos. Es sorprendente lo conseguido por el autor en este Rotos. Hay tal coherencia con su universo literario, que da la sensación de estar leyendo una sola novela.

Aparecen buena parte de los elementos recurrentes en su obra: el océano, el surf, la frontera, los narcos, detectives, yonquis, camellos o agentes de la ley. Todos ellos conectados por el crimen, la desesperación, la venganza, el odio o la culpa. También, cómo no, el amor, la entrega o el ansia de justicia.
Pero lo que realmente hace único este volumen es lo que yo llamo el toque Winslow: cómo implica al lector en la vida de los personajes de una forma tan natural que no te das ni cuenta. Nos muestra a las personas que habitan bajo el texto, sufrimos con ellas, reímos, odiamos, amamos o nos espantamos con lo que entre sus líneas acontece. Las historias de Don Winslow se sienten en las tripas más que en la cabeza.

Este Rotos hará las delicias de su legión de seguidores y además es una excelente  aproximación al autor.
Si montas por primera vez esta ola, ya no podrás dejar de surfear hasta haberlo leído todo.

 

José Antonio Algarra

 

Título original: Broken
Título: Rotos
Autor: Don Winslow
Traducción: Victoria Horrillo Ledesma
Editorial: HarperCollins
Páginas: 480
Fecha de publicación: septiembre 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario