Reino de fieras – Gin Phillips

Reino de fieras – Gin Phillips

Reino de fierasEn ocasiones un libro llama la atención por su portada, otras veces, por la sinopsis. En este caso en particular, fue una combinación de ambas. El resultado fue una lectura sin descanso de un fin de semana. Porque una vez empiezas Reino de fieras, no paras.

Aquí nos encontramos con la historia de un niño de cuatro años y su madre. Están pasando una apacible tarde en el zoo y como muchas tardes, el niño no quiere marcharse y como casi todas las veces que van, tienen que salir corriendo para que no les cierren. Pero a medida que se acercan a la salida, la madre nota que algo pasa, algo raro ocurre, todo está extrañamente silencioso. Y entonces, al lado del tiovivo lo ve, se encuentran con una amenaza que lo cambia todo. Así empieza la lucha por la supervivencia, hay que esconderse, luchar y proteger tu vida y la vida de quien más quieres a cualquier precio. Las reglas del juego cambian.

Toda la historia de Reino de fieras se desarrolla en tres horas y en el mismo lugar. Hay muy pocos personajes, Lincoln, el niño de solo cuatro años, que a pesar de ser un niño bueno y obediente, al verse inmerso en una situación así (aunque no lo entienda) hace que llegue a ser difícil de controlar. Joan, su madre, es una mujer joven que al verse amenazada, solo tiene un objetivo en mente: sobrevivir y lograr tranquilizar al niño, lo que no es nada fácil. Hay que esconderse, estar en silencio, correr con el niño en brazos, no caerse, y que el niño no note tu miedo. Una historia que por desgracia puede ser muy real y creíble. Es fácil sentir la angustia de la madre, el sufrimiento, sus pensamientos, la preocupación y darse cuenta de que las auténticas fieras no son los animales del zoo, sino las personas.

“Joan mira la carita de su hijo. No detecta ningún signo de terror en él, aunque tiene los ojos azules abiertos de par en par. Está acurrucado y no la suelta. A veces llora cuando se asusta por algún ruido inesperado. Y ahora es imposible saber qué sucede detrás de su cara redondita y serena. Piensa que debería ofrecerle algún tipo de explicación. Algún tipo de plan. Siempre le han gustado las agendas predecibles, le gusta saber qué pasará. Pero en esta situación, ¿Qué decirle?”

Una vez comienzas la lectura, no puedes parar de leer porque la necesidad de saber que va a pasar te empuja a hacerlo a pesar de que la primera parte de la novela es bastante monótona y la acción tarda en llegar hasta la mitad del libro. La idea central de la historia es muy buena aunque he tenido la sensación de que no estaba muy desarrollada y hay cosas que quedan sin explicar. Con todo, es un homenaje a las madres y lo que son capaces de hacer por sus hijos y sientes como si fuera propio el sentimiento de ese vínculo tan fuerte que existe entre una madre y su hijo. Y no me cabe duda de que la angustia se multiplica si la lectura cae en manos de unos padres.

Genny Vidal

Título original: Fierce Kingdom
Título: Reino de fieras
Autor: Gin Phillips
Traductor: Isabel Murillo
Editorial: SUMA
Páginas: 300
Fecha de publicación: enero 2018

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.