Recursos inhumanos – Pierre Lemaitre

Recursos inhumanosPierre Lemaitre (París, 1951) da protagonismo a la crisis económica, más concretamente a la laboral, en Recursos inhumanos, novela en la que su protagonista deja salir toda la ira que ha ido acumulando en sus años como parado.

De directivo a parado

Alain Delambre era un hombre con la vida solucionada. Contaba con un buen empleo, sus hijas ya estaban emancipadas y su matrimonio con Nicole aún conservaba no solo el amor sino una gran complicidad… Hasta que la firma para la que trabajaba hizo recortes de personal y en la segunda fase prescindieron de él.

De eso han pasado cuatro años. Años en los que ha visto cómo su estatus y, lo que es peor, su autoestima han ido cayendo en picado, siendo consciente de que sus probabilidades de encontrar un trabajo con 57 años son cada vez más remotas.

Cuando su candidatura para un puesto como directivo de recursos humanos tiene posibilidades de llegar a buen puerto, Alain verá una posible salida a esa situación que le angustia cada día más. La empresa de reclutamiento ha preparado un juego de rol con toma ficticia de rehenes para elegir al candidato, un método que a pesar de ser denigrante, Alain intentará darlo todo para salir de esa situación que, a sus ojos, le está convirtiendo en un paria.

Desempleo ligado a la dignidad

En cuanto a la temática, Recursos inhumanos trata el tema del desempleo, más concretamente, el efecto psicológico que este tiene en quienes lo padecen. Vamos viendo en Alain Delambre cómo esta situación va haciendo mella en él, cada pequeño detalle, por simple que sea, le va restando como persona. No poder ayudar a sus hijas económicamente, ver cómo su mujer viste el mismo jersey año tras año, todo eso crea en nuestro personaje una situación de impotencia, que va generando una bomba de relojería. Y cuando esta estalla, Lemaitre ofrece a sus lectores un thriller apasionante, en el que tienes que ir avanzando página a páginas para ver cuál es el desenlace.

Lemaitre no defrauda

Dividida en tres partes, todas escritas en primera persona, pero con cambio de narrador –hasta ahí puedo leer, que no quiero chafar sorpresas– Recursos inhumanos va de menos a más siendo, según mi opinión, la segunda parte la mejor y más dinámica. En esta, Lemaitre da un giro de esos que te dejan con la boca abierta y que no te da más opciones que seguir leyendo.

Como no podía ser de otra manera, Lemaitre hace gala de su gran dominio de la pluma. La sorpresa es siempre su mejor aliada, nunca sabes por dónde te va a llevar y eso es algo que fascina a sus lectores, que tienen garantizada la emoción.

El protagonista está bien construido, es un hombre corriente, con sus miedos e ilusiones. A veces sentirás pena, otras ganas de pegarle unas buenas collejas y otras, admiración. Pero es muy fácil empatizar con él aunque no siempre estés de acuerdo con sus actos y no sepas muy bien qué pretende.

Recursos inhumanos es una buena novela, cuyo hilo conductor además de interesante, en estos tiempos que por desgracia se avecinan, vuelve a estar de máxima actualidad.

 

Marta Pérez

Título original: Cadres noirs
Título: Recursos inhumanos
Autor: Pierre Lemaitre
Editorial: Alfaguara
Páginas: 400
Fecha de publicación: marzo 2017

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.