«¿Así que escribir era esto?»- Eva García Saénz de Urturi

«¿Así que escribir era esto?»- Eva García Saénz de Urturi

Son las 19h del día 10 de abril de 2019, nos encontramos en el auditorio de CaixaForum de Tarragona, y aún no me lo creo. Una escritora de primer nivel, una “primera espada”, uno de los “buques insignia” de la Editorial Planeta va a impartir la conferencia “Así que escribir era esto” dentro del Ciclo Universos Literarios.
Sí, Eva García Sáenz de Urturi (1972, Álava) autora de la trilogía de la ciudad blanca, traducida a más de 35 idiomas y que está arrasando en todo el mundo, viene a Tarragona. Sigo sin creérmelo, es una broma.

Estoy sentado en segunda fila, me da vergüenza sentarme delante de todo, llevo mi mochila cargada con las tres novelas de la ciudad blanca, tengo calor, ¿estoy nervioso?, no , eres un «freak» Ricard. No doy crédito a lo que ven mis ojos, por el fondo del auditorio aparece Eva, con su inconfundible melena rubia y su sonrisa contagiosa, sube al escenario y se sienta en el sofá que la organización le ha preparado. Se siente cómoda, observa a las 90 personas que casi llenan el salón de actos, sonríe, no deja de sonreír. Era cierto, Eva García Sáenz de Urturi ha venido a mi ciudad.

La maestra de ceremonias presenta a la escritora para aquellos que no la conocen, cosa poco probable. Es su turno, la creadora de «Kraken», agradece nuestra presencia y nos obsequia con una primicia, un vídeo del making off de la versión cinematográfica de `El silencio de la ciudad blanca´, la novela que inicia la trilogía. La película pinta muy bien, iré al cine seguro, me parecen muy acertados los actores que han elegido. Eva nos comenta que parte de la película tuvo que rodarse la primera semana de agosto para que coincidiera con la celebración de las fiestas de Vitoria, protagonistas en la novela.

Trilogía de la ciudad blanca

La escritora inicia su conferencia explicando a los asistentes que en su infancia estuvo rodeada de libros, creció devorándolos, y su primer trabajo escrito fue por un ejercicio que les mandó el cura llamado “el bicho”, quien les pidió un diario a final de curso. Eva no hizo uno, redactó diez. Ella piensa escribiendo, es su forma de pensar. Cada día escribe una media de 10 páginas de pensamientos y en su casa puede llegar a tener unos 200 cuadernos de pensamientos suyos, sin contar todos de los que se ha ido deshaciendo a lo largo de los años.

“Para ser escritor, hay que ser un buen lector”, nos dice. Una afirmación que queda grabada en mi mente y que me la apunto. ¿Seré algún día un buen lector?

Nos explica como tardó 3 años en escribir ‘La saga de los longevos’, durante los 2 primeros estuvo documentándose y empleó uno entero para la redacción de la novela. Para realizar sus obras trabaja con una gran planificación, utiliza los 12 pasos del héroe en su estructura y es documentadora, guionista y narradora, siempre por este orden.

No le gusta que sus lectores se horroricen ni que les salpique al leer, por eso mata sin sangre en sus obras.

Eva abre un turno de preguntas y llega la pregunta del millón, ¿Y ahora, qué vas a hacer? La escritora alavesa sale airosa en su respuesta y manifiesta que descansar, continuar con la gira y oxigenar su mente, lo necesita. Decepción entre los asistentes, los “Krakenianos” no sabemos si volveremos a saber de él. Me consuela y recompensa que hable del abuelo, un personaje entrañable y que está inspirado en el suyo propio.

Después de habernos explicado qué tipos de asesinos hay en su trilogía (psicópata, psicótico y personalidad múltiple), su formación académica y literaria, sus experiencias en su proceso de documentación previa a la redacción de las novelas e incluso haber hecho un juego para descubrir cómo piensa un psicópata, la gran escritora acepta de muy buen grado que nos fotografiemos con ella y que nos firme sus ejemplares. En mi caso, como buen seguidor, me planto a su lado con la trilogía entera. Lo siento Eva, no me vale sólo uno, me tienes que firmar los tres. Es mi turno, me mira, me presento, soy de Negra y Mortal y sonríe, nunca deja de sonreír.

  

Ha sido una jornada muy agradable y se ha cumplido uno de mis sueños literarios. Me quedan muchos más, pero todo llegará.

En mi cabeza se repite: para ser escritor hay que ser un buen lector, para ser escritor hay que ser un buen lector, para ser escritor hay que ser un buen lector…

 

Ricard Pascual

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.