La mujer que arañaba las paredes – Jussi Adler-Olsen

La mujer que arañaba las paredes – Jussi Adler-Olsen

La mujer que arañaba las paredes
Tensión y suspense hasta el renglón final, Jussi Adler Olsen nos traslada a una Dinamarca cruel y vengativa en La mujer que arañaba las paredes. Una novela no apta para cardíacos.

Nos encontramos en Dinamarca, en el año 2001. Una joven promesa política, Merete Lynggaard, desaparece sin dejar rastro de la cubierta de un barco mientras viajaba junto a su hermano discapacitado Uffe, camino de Berlín. La investigación llevada a cabo por la policía se estanca, y el caso se archiva como no resuelto. Muchas conjeturas se revuelven entorno él: desaparición voluntaria, suicidio, homicidio, ahogamiento o disputas políticas.

Año 2007, el subcomisario Carl Mørck acaba de reincorporarse a su trabajo después de una baja derivada de un tiroteo sufrido en la última investigación, en la que unos de sus compañeros perdió la vida y el otro quedó con la médula afectada. Sin ganas de trabajar y menos de tener que aguantar al resto de la jefatura, Mørck es trasladado a un nuevo departamento encargado de casos archivados SIN RESOLVER: El Departamento Q.

Instalado en el sótano de la comisaria,  Mørck, cuyo sentimiento de culpa es incapaz de evadir, intenta pasar las horas del día sin pena ni gloria, con los pies sobre la mesa y un cigarrillo en los labios. Pero la llegada de un asistente de origen sirio y chico para todo, Assad, le insta a empezar a revisar el primer caso: la desaparición de Merete Lyngaard.

La trama está narrada a dos voces en 39 capítulos y un epílogo final: desde un principio, el autor nos hará partícipes del sufrimiento y cautiverio de Merete, día a día, encerrada en una cámara de descomprensión cuyas atmósferas irán aumentando y disminuyendo año a año hasta la fecha final: “8/8/2007: 1 atmósfera: MUERTE”. Mientras a su vez, irán surgiendo nuevas pistas en el caso de Mørck y Assad. Será al final del libro donde ambos momentos convergerán y solo entonces descubriremos si ambos investigadores han llegado a tiempo.

“Esos ojos repugnantes saldrán de sus órbitas. Tu ridícula sonrisa se ahogará en sangre. Tu pelo se ajará y tu cerebro se desintegrará. Tus dientes se pudrirán. Nadie te recordará más que por lo que eres: una furcia, una zorra, una cabrona, una puta asesina. Como tal has de morir, Merete Lynggard”

Con un lenguaje simple y claro y ritmo pausado, notaremos un aumento de la aceleración según avance la historia, siendo una explosión de sensaciones y parón cardíaco, en el momento culmen.

Para ser el primer libro de una saga, Jussi Adler-Olsen mantiene un buen ritmo, una trama ordenada y fácil de seguir. Novela negra sin demasiados giros ni enrevesamientos, pero equilibrada, consigue retener al lector sereno y fiel en la intriga  y misterio, desatando la impotencia en el último minuto.

Alba R. Prieto

Título original: Kvinden I Buret
Título: La Mujer que Arañaba las Paredes
Serie: Carl Morck 1
Autor: Jussi Adler-Olsen
Traductor: Juan Mari Mendizábal
Editorial: Maeva
Nº de páginas: 448
Primera edición: 2010

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.