La hija del relojero – Kate Morton

La hija del relojero – Kate Morton

La hija del relojeroTras tres años de ausencia, Kate Morton (Berri, Australia 1976), la autora de El jardín olvidado, regresa con La hija del relojero, donde vuelve a conquistar a los lectores con su habitual estilo enlazando el presente con el pasado.

Corre el verano de 1862 y un grupo de jóvenes, artistas en su mayoría, deciden dar rienda suelta a su creatividad. Para ello se recluyen en Birchwood Manor, la casa de campo a las orillas del Támesis de Edward Radcliffe, un joven y prometedor pintor. Pero estos planes se vienen abajo cuando tiene lugar un misterioso crimen, un robo y una desaparición.

Elodie Winslow, en la actualidad, trabaja como archivista en Londres, cuando por motivo de unas obras en su lugar de trabajo aparece una caja olvidada durante décadas. Elodie será la encargada de catalogar su contenido. Para su sorpresa encuentra el retrato de una bellísima joven y un bolso de caballero, ambos objetos de índole bastante distinta a lo que suele documentar en su trabajo.

Dentro del bolso se encuentra un cuaderno de bocetos, uno de ellos se corresponde a una casa de campo. El corazón de Elodie da un vuelco, de alguna manera nota una conexión muy fuerte con esa casa y se siente intensamente atraída hacia ella, así que decide ponerse a investigar.

Con la maestría que caracteriza a Morton para desentrañar un secreto del pasado, partiendo del presente, esta historia tiene una protagonista absoluta que es Birchwood Manor, la casa. La autora nos llevará a hacer un recorrido a lo largo de los años partiendo de la Inglaterra victoriana, pasando por los años veinte, la Segunda Guerra Mundial  y así hasta llegar a nuestros días.

Combina partes escritas por un narrador omniscente con otras narradas en primera persona por una protagonista muy especial, que fue parte y testigo de los sucesos que tuvieron lugar en la casa.

Durante el transcurso de la historia nos va desvelando el misterio a pequeñas dosis para que vayamos saboreando cada uno de los descubrimientos. Por eso, puede parecer que el final sea precipitado, cuando algunos detalles del misterio se desvelan en un par de páginas.

Morton tiene una prosa exquisita que combina unas magníficas descripciones con unos personajes bien construidos. Sin embargo en esta ocasión, un exceso  de fechas distintas y personajes hace que tengamos que realizar una lectura más pausada de lo normal para no perder el hilo conductor.

La hija del relojero es otro gran acierto de la escritora australiana, que vuelve a sacar partido a lo que mejor sabe hacer: ligar historias del pasado con el presente con unos personajes, en su mayoría mujeres, que te llegan al corazón.

Marta Pérez

Título original: The clockmaker’s daughter
Título: La hija del relojero
Autor:  Kate Morton
Traductor: Máximo Sáez
Editorial: Suma de letras
Páginas: 640
Fecha de publicación: noviembre 2018

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.