No llores por un beso – Mary Higgins Clark

no llores por un beso

Plaza & Janés publica el último libro que escribió, antes de su fallecimiento en febrero de 2020, Mary Higgins Clark (Nueva York, 1927 – Florida, 2020): No llores por un beso. La novelista estadounidense dedicó 45 años de su vida a escribir novela de intriga, Dónde están los niños se convirtió en su primer éxito de ventas y, a partir de aquí, Clark firmó más de cincuenta obras de las cuales vendió millones de ejemplares.

SI FUNCIONA NO LO CAMBIES

La dama del suspense me adentró, hace más de 20 años, en el género de misterio; tras años sin leer nada de ella, su última publicación me llamó mucho la atención por su sinopsis y decidí volver a confiar en la pluma de la consagrada escritora. Con nuevas tramas pero con la misma técnica narrativa de capítulos cortos, habitualmente con el mismo prototipo de mujer joven, elegante, con una buena carrera profesional que se ve sumergida en alguna situación angustiosa que debe resolver con inteligencia y valentía. Sus libros carecen de descripciones violentas y sexo explícito, una fórmula con sello propio que le ha funcionado, evidentemente, por las grandes cantidades de publicaciones en su haber.

TIENES UN E-MAIL

La protagonista de esta trama es Gina Kane, periodista freelance, que recibe un correo electrónico anónimo firmado por CRyan, donde le indica que ha sufrido una experiencia traumática cuando trabajaba para la prestigiosa cadena de noticias REL News y no ha sido la única, hay más víctimas.

Gina, que posee un buen olfato periodístico, enseguida se pone manos a la obra para tirar del hilo con las pocas pistas que le proporciona el correo electrónico.

#METOO

Mary Higgins Clark debió inspirarse, para crear esta novela, en el movimiento generado en 2017 por las acusaciones de acoso sexual del todopoderoso productor de cine Harvey Weinstein.

El acoso y la violencia sexual en el ámbito laboral por parte del presentador del informativo estrella de la cadena REL News trae de cabeza a los socios de la prestigiosa empresa: hay que zanjar y tapar como sea las bocas de las víctimas del comportamiento misógino del locutor.

Michael Carter, abogado del canal audiovisual, idea un plan comprando el silencio de las mujeres afectadas con grandes sumas de dinero y, de paso, saca tajada de la desgracia de estas chicas para enriquecer su propio bolsillo.

Impedir que el escándalo se haga público, cuando hay una periodista husmeando en el caso para que todo salga a la luz, no será tarea fácil; y se complicará aún más cuando una de las víctimas aparezca muerta en misteriosas circunstancias.

EL TÍTULO

Una novela de intriga con una portada y título más de novela romántica que de misterio: Kiss the Girls and Make Them Cry, su título original, es decir Besa a las chicas y hazlas llorar. No llores por un beso es una mala traducción, a mi parecer, que no se adecua demasiado a la denuncia que la escritora quiere plasmar con su narración, porque parece como que le quita hierro al asunto diciendo «pero no llores, si no ha sido para tanto…». Algo bastante desafortunado teniendo en cuenta la gravedad de los hechos.

Dividida en tres partes y con capítulos cortos, sin grandes intrigas argumentales ni giros inesperados pero con pequeños misterios que van haciendo llevadera la lectura hasta su final autoconclusivo.

 

Eva Núñez

Título original: Kiss the Girls and Make Them Cry
Título: No llores por un beso
Autora: Mary Higgins Clark
Traducción: José Serra Marín
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 448
Fecha de publicación: febrero 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario