No cerramos en agosto – Eduard Palomares

No cerramos en agosto – Eduard Palomares

no cerramos en agosto

Ha sido encontrado un diamante en bruto en la ciudad condal. El periodista Eduard Palomares (Barcelona, 1980) debuta en el panorama literario con una novela actual donde el género detectivesco rezuma con energía. Jordi Viassolo – protagonista de ‘No cerramos en agosto’ – se hace hueco entre el noir nacional.

NO CAIGAMOS EN EL DESENCANTO

Lectores hay en abundancia, unos más activos, otros más esporádicos. El género negro tiene detractores hasta dentro de sus mismas entrañas: “estoy cansado de lo mismo”, “está todo descubierto”, “diferente collar pero mismo perro”… Posiblemente el remedio no sea recluir a tus personajes en paisajes recónditos e inéditos por los ancestros literarios. Tampoco crear asesinos despiadados con más alma de carnicero que de psicópata, porque la sangre mola y la casquería parece subirte a otro nivel maligno. Está bien.

Quizás la presión editorial, comercial, el apremio de seguir dando vida a tu personaje inmerso en una serie o saga forzada, puede jugar una mala pasada. Hay grandes primeras novelas que se diluyen como un azucarillo con el paso de las entregas posteriores.

Basarnos en los autores fundamentales de la historia es algo que debemos tener en cuenta siempre. Si nos situamos en Barcelona lo primero que se me viene a la cabeza es Manuel Vázquez Montalbán y su grandísimo Pepe Carvalho. Puede ser una osadía colocar en el mismo párrafo a un autor novel junto al eterno Manuel, pero me la juego con Eduard.

PALOMARES ES LA APUESTA

Palomares es un tío avispado, risueño, alegre, enérgico, como su personaje Jordi Viassolo. El escritor catalán tira de sangre barcelonesa en una novela prometedora, el perfil del detective resucita y lo hace con el beneplácito de la crítica. Sin perder de vista sus ídolos literarios, adapta el eterno aroma noir de la capital catalana a una novela actual.

Jordi Viassolo entra a trabajar como becario en Private Eye, una agencia de detectives de Barcelona donde su máxima responsable es Marina del Duque, “la Duquesa”. Jordi tiene el único encargo de mantener el despacho abierto sin necesidad de hacer poco más; si llega algún cliente la misión es darle cita para septiembre. Pero no va a ser así, claro que no.

Una mujer desaparece dejando una carta de despedida a su marido. Este visita la agencia buscando ayuda para encontrar a su esposa. Y Jordi anda con ganas de aventuras.

LA BARCELONA NOIR RESURGE

‘No cerramos en agosto’ es un cóctel refrescante que reúne los ingredientes básicos y necesarios para conseguir un combinado que ya pediría el mismo James Bond, ¿cómo era? ¿Mezclado o agitado? Tenemos a unos personajes que permanecerán en nuestra retina; Recasens – veterano detective en la agencia – ejercerá de mentor y voz experimentada necesaria para el crecimiento del becario; una chica fatal, un bar peculiar, una jefa permisiva; y una ciudad que de la mano de Palomares disfrutaremos paseando.

La trama irá aderezada con la denuncia del autor sobre los problemas sociales de la época en la que vivimos y en el lugar en que nos situamos. Una Barcelona turística y moderna que no engaña a sus arraigados.

Libros del Asteroide apuesta por sangre nueva en su línea de novela negra y Eduard Palomares ha sido señalado por sus Chandlers y Montalbanes. Fuera clichés, fuera estereotipos.

Leed esta novela, os va a encantar.

 

Paco Atero

Título: No cerramos en agosto
Autor: Eduard Palomares
Serie: Jordi Viassolo 1
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 250
Fecha de publicación: junio 2019

Disponible en SomNegra

No hay comentarios

Deja tu comentario