Nada se opone a la noche – Delphine de Vigan

Nada se opone a la noche

Delphine de Vigan (Bolougne-Billancourt, 1966) lanzó un puñal invisible al publicar ‘Nada se opone a la noche’, un arma de doble filo que consigue atravesar el corazón de los sensibles. De Vigan comparte su desgracia y utiliza la escritura como terapia; su talento, que surge del dolor, nos obliga a zambullirnos en un mar enemigo.

MADRE SOLO HAY UNA

Si alguien se esfuerza y trata de sustituir una figura maternal que ha existido, acabará topándose con un muro intangible de acero tan frío como aquella nevera que funciona y no contiene alimentos. La pérdida de una madre que no ha muerto, que sigue deambulando con vida pero alejada de lo que fue y de lo que pudo haber sido, nos encamina hacia el infierno más temido.

La historia de Delphine de Vigan comienza cuando la muerte de Lucile, su madre, ya es física. Se ha suicidado. Pero la escritora toma el control para viajar en el tiempo y empezar desde el principio. Quiere reconstruir la vida de Lucile para tratar de averiguar el porqué de la decisión irreversible; regresar a su infancia, como si se tratara de un enigma. La escritora se niega a aceptar sin más que no hay un solo porqué sino varios, cuando en el fondo todos intuimos que el suicidio puede tener un detonante absurdo, pero nunca un único motivo.

Para ello, De Vigan se documenta como si fuera a llevar a cabo una crónica o un ensayo, y contacta con todos los familiares posibles para entrevistarlos. Revisa casetes, fotografías y cintas de vídeo. Se expone al dolor y acepta el insomnio, se esfuerza cuando los fantasmas del pasado le impiden proseguir con su proyecto. La escritora habla de su madre, pero el resultado final es un relato autobiográfico.

RÍO Y LLORO

Sumergirse en la vida de Delphine y su familia es doloroso, pues se sufre mucho cuando se destapan los secretos. A veces, la tristeza puede llegar a ser insoportable, por lo que la risa se convierte en la única salida. De Vigan lo sabe. En ocasiones, sobre todo hacia el final del libro, la autora incluye pasajes más cómicos, y gestiona el drama con una elegancia que admiro.

‘Nada se opone a la noche’ se editó de nuevo en septiembre de 2019 para que formara parte de los 50 compactos vinculados al aniversario de la editorial Anagrama. Es digna de ello y celebro su descubrimiento, y espero que algún cineasta pique en el anzuelo. De momento, solo lo ha hecho Roman Polanski con la obra más reciente de Delphine titulada ‘Basada en hechos reales’. Cabe decir que en la trayectoria de la escritora todo está relacionado; de hecho, su primera novela, ‘Días sin hambre’, también es en parte autobiográfica, pues relata el internamiento de una joven que tiene un desorden alimenticio. Sí, la autora sufrió anorexia, se olvidó de comer cuando tenía diecinueve años porque la pena se adueñó de ella.


Roser Ribas

Título original: Rien ne s’oppose à la nuit
Título: Nada se opone a la noche
Autora: Delphine de Vigan
Traducción: Juan Carlos Durán
Editorial: Anagrama
Páginas: 376
Fecha de publicación: septiembre 2012

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.