Muerte en Florencia – Marco Vichi

Muerte en Florencia – Marco Vichi

Muerte en FlorenciaMuerte en Florencia es un regalo de un gran amigo florentino. Fui suspicaz a empezar su lectura, pues después de todos los libros ambientados en Escandinavia, cambiar de ubicación me parecía un tanto extraño. Pese a ello me arriesgué y…gané. Florencia, mi adorada y amada ciudad del Renacimiento. Aun así cabe preguntarse: ¿Es en realidad una novela NEGRA? ¿O es más bien policíaca?

Da la impresión al adentrarnos en él, que esté dividido en tres partes:

1ª parte, trata sobre la muerte de un niño de 13 años, Giacomo Pellisari, y de la investigación que prosigue al hecho en cuestión. Es prioridad para el comisario, que comienza la búsqueda incesante de su o sus asesinos, mientras en la ciudad, un aluvión está a punto de sepultar bajo el barro toda la ciudad.

2ª parte, el desbordamiento del río Arno (ocurrido alrededor del 4 de noviembre de 1966), nos introduce en una Florencia oscura y siniestra, comparándola con los tiempos de la Postguerra. La gente se afana por evacuar las pocas pertenencias que han podido salvarse después de la crecida del río (que fue real) y de la inundación de casa y pisos enteros. El autor deja de lado el lado negro y comienza una novela histórica real y muy descriptiva, donde el asesinato de Giacomo pasa a un segundo plano.

3ª parte, retoma el caso de Pellissari y descubre, “por casualidad” los personajes que entramaron el secuestro de Giacomo. Y digo por casualidad porque no fue un caso donde primero crees que es un asesino y después la novela empieza a dar giros, llevando al lector de un lado para el otro, intentando entender los entramados psicológicos de los protagonistas. NO, no fue así, por eso digo que no estoy segura de que se trate de una novela negra, sino más bien policíaca, con un comisario/inspector, Bordelli, solitario y fumador, amigo de ex-prostitutas y ex-presos, con un alto sentido de la justicia y enamoradizo de mujeres jóvenes que sueña con retirarse al campo.

Siempre exprimiendo los matices psicológicos de toda novela que leo, en Muerte en Florencia, nos adentramos en el ámbito de la pederastia con una pizca de parafilia y voyerismo. No solo nos habla del asesinato, sino de las perversiones de sus asesinos, de la homosexualidad pervertida y sus fetiches, así como pinceladas de sadismo. Toda una alusión a la mente distorsionada de la humanidad.

Hace un tiempo, la novela negra italiana y la novela negra nórdica peleaban por ser la mejor en su especie. Hoy en día, los nórdicos, quizás por su fama o porque simplemente estén de moda, le han llevado la delantera a la italiana.

El escritor italiano Maurizio de Giovani ha asegurado hoy que «la novela negra que se escribe en Italia se caracteriza por la «diversidad narrativa» (le doy toda la razón) porque cada autor desarrolla un estilo según su lugar de residencia, a diferencia de la escandinava, en la que «todo parece igual».

Opiniones aparte, para quienes hayan visitado Florencia y se hayan enamorado de sus calles, del Duomo, Ponte Vecchio, Galleria Uffizi, Palazzo Vecchio, Palazzo Pitti y Santa Croce, aquí os dejo una novela que sin duda, merece la pena ser leída.

Alba R. Prieto

Título original: Morte a Firenze
Título: Muerte en Florencia
Autor: Marco Vichi
Traductor: Patricia Orts
Editorial: Booket
Nº de páginas: 389
Fecha de publicación: Mayo 2012

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar