Mi isla – Elísabet Benavent

Mi isla

La novela romántica de Elísabet Benavent (Gandía, 1984) titulada Mi isla nos sumerge en la vida aislada de una joven que, tras un duro golpe, decide alejarse del lugar donde reside y convertir su nuevo hogar en una casa de huéspedes. Un cliente inesperado en temporada baja conseguirá despertar las emociones y sentimientos que se habían apagado en ella.

UN LUGAR IDÍLICO

Una isla con un clima inmejorable y una casa acogedora que recibe una gran cantidad de clientes durante la época veraniega. La protagonista regenta sola la hospedería, prepara la comida y cuida su pequeño huerto cada día. Maggie comparte muy a menudo su tiempo con la señora Mercedes, una anciana muy divertida que la escucha y la comprende.

Maggie todavía está dolida. Se siente arrepentida por lo que hizo o dejó de hacer. Mientras trata de curar sus heridas, no tiene ningún tipo de relación con el mundo exterior y eso le hace sentir mejor, pero todo cambia cuando Alejandro se aloja en la casa y se convierte en su único cliente durante unas semanas.

MAGGIE Y EL HUÉSPED

El chico en cuestión despierta en seguida las emociones de la protagonista, y así empieza una historia de amor de dudas y de traumas que no pueden superarse. Ambos personajes tienen muchas más cosas en común de las que piensan, y por eso es inevitable que se sientan atraídos. Maggie y Alejandro esconden secretos que se irán desvelando a lo largo de la obra.

UNA HISTORIA CON FILTROS

La protagonista es insoportable desde la primera página. En muchas ocasiones, siento vergüenza ajena y cierro el libro. No obstante, también me divierto en ciertos momentos y me río. Creo que los más jóvenes pueden disfrutar de la lectura de una forma muy intensa y entiendo por qué Benavent ha vendido más de dos millones de ejemplares entre todas sus obras. Simplemente, tiene talento para escribir lo que muchos quieren leer.


Roser Ribas

Título: Mi isla
Autora: Elísabet Benavent
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 536
Fecha de publicación: junio 2016

No hay comentarios

Deja tu comentario