Metrópolis – Philip Kerr

Metrópolis – Philip Kerr

metrópolisEn febrero de este año se publicaba ‘Laberinto griego’, penúltima obra de Philip Kerr (Reino Unido, 1956-2018). Hacía ya un año que el cáncer se llevó prematuramente a este gran escritor y nos dejaba dos libros póstumos que dan cierre a su saga más conocida, la protagonizada por Bernie Gunther. Ahora nos llega ‘Metrópolis’ que pese a ser la última es la que nos lleva a los inicios de la carrera de nuestro querido Bernie en la policía berlinesa.

El huevo de la serpiente

En 1977 Ingmar Bergman estrenaba ‘El huevo de la serpiente’. Una película oscura y deprimente ambientada en el Berlín de entreguerras, ese Berlín donde conviven el desenfreno, la cultura y la juerga permanente con la miseria más absoluta fruto de la reciente derrota de Alemania en la I Guerra Mundial. En este clima germina la semilla del fascismo que tanta sangre, sufrimiento y dolor traería a nuestro mundo. Inevitablemente me vino a la cabeza esta película al leer ‘Metrópolis’. La descripción de la sociedad berlinesa que hace Philip Kerr es precisa y descarnada. Logra sumergirnos en la época de forma magistral, no es ninguna sorpresa para los seguidores de su obra pero siempre se agradece.
La República de Weimar agoniza mientras el fascismo va pudriendo los cimientos de un país que se siente humillado y abandonado por sus dirigentes. Bandas de mafiosos controlan los bajos fondos, la policía es incapaz de contener la delincuencia. Pícaros, prostitutas, carteristas y drogadictos forman parte del paisaje habitual de las noches de ese Berlín en apariencia bohemio y alocado.

«A la gente no le gustan las nuevas ideas. Les gustan las viejas. Sobre todo, las viejas mentiras. Ahí radica el atractivo de Hitler. Dice que tiene nuevas ideas, pero no son más que las ideas viejas recalentadas, como la cena de la víspera. Las ideas nuevas no le gustan a nadie. A la gente le da miedo lo nuevo.»

Bernie Gunther, detective de homicidios

Un joven Bernie Gunther, policía de la Kripo, recibe el encargo de investigar los asesinatos de unas prostitutas. Aparecen mutiladas, con las cabelleras arrancadas. Por ello, el criminal recibe el apodo de Winnetou, aunque nadie quiere reconocer la existencia de un asesino en serie. La cosa se complica cuando comienzan a asesinar también a veteranos de guerra. Gunther deberá infiltrarse en el submundo berlinés donde todo vale y nada es lo que parece. Nuestro protagonista intenta hacerse un sitio dentro del departamento luchando contra la desconfianza de sus superiores.
La investigación le llevará a descubrir un Berlín bizarro, salvaje y corrupto que lo arrastrará a tratar con personajes y situaciones muy, muy peligrosos.

«Está usted hecho un cabrón de lo más terco. Casi lo admiro por ello. Parece que es verdad eso que dicen: no hay necio tan estúpido como un necio honrado. Pero pregúntese lo siguiente: algún día, algún día no muy lejano, si no me equivoco, cuando sea el único hombre honrado que quede en Alemania, ¿quién se dará cuenta?»

En el final encontramos el principio

Afronto esta reseña con la tristeza de saber que es la última obra de Philip Kerr. Han sido muchos años de buena literatura criminal. Nadie como este escocés para maridar historia y ficción, para hacernos disfrutar con las aventuras y desventuras de este tipo al que hemos aprendido a querer. Alcohólico, mujeriego y profundamente honesto. En esta ‘Metrópolis’ encontramos la esencia de Bernie Gunther. Diálogos chispeantes dignos de la mejor tradición noir. Un buen puñado de personajes reales mezclados con la inventiva del autor y sobre todo una forma de escribir que atrapa y enamora. Un espectacular colofón a una obra que merece pasar a la historia del género negro. Philip Kerr es uno de los nuestros.

 

José Antonio Algarra

Título: Metrópolis
Autor: Philip Kerr
Traducción: Eduardo Iriarte
Editorial: RBA Libros
Páginas: 336
Fecha de publicación: septiembre 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario