Malos tiempos para el país – Michaël Mention

malos tiempos para el país

Galardonada con el Gran Premio de Novela Negra Francesa en el Festival Internacional de Cine Policíaco de Beaune en 2013 y con el Premio de Novela Policíaca de Aubusson en 2014, este pasado mayo se publicó en España Malos tiempos para el país, una obra del escritor francés Michaël Mention (Marsella, 1979) que Ediciones Siruela ha hecho bien en hacernos llegar, para regocijo de sus lectores.

Malos tiempos

El título ya hace alusión a la época en la que nos encontramos. Son malos tiempos para la Inglaterra de la década de los 70. Malos tiempos para la literatura, tras la muerte de Agatha Christie en 1976; malos tiempos para el gobierno laborista, que pierde las elecciones del 79 por un voto a favor de Thatcher, la bien llamada «Dama de Hierro» (por algo será); malos tiempos para una reina a punto de cumplir el Jubileo de plata, cuyos preparativos son boicoteados por grupos antimonárquicos; malos tiempos para la policía, que ve su credibilidad echada a perder debido a los casos de corrupción alrededor de la Metropolitan Detective Force mientras el IRA sigue matando, en un país apodado «el hombre enfermo de Europa», ese donde las drogas y la prostitución se cuecen a borbotones. En definitiva, una década infestada. Malos tiempos. 

El destripador de York

El adjetivo destripador ha ido siempre asociado a un nombre: Jack. Pero resulta que hay más de uno por Inglaterra y, pese a que el más famoso operase en los 80 del siglo XIX, a finales de 1970 y principios de 1980 nos encontramos a otro: el de York, un asesino en serie que actuaba en las principales ciudades del condado de Yorkshire: York, Leeds, Bradford… Su modus operandi consistía en mutilar y cercenar órganos genitales a mujeres —prostitutas la mayoría— por órdenes de la voz de Dios. Peter Sutcliffe era su nombre. Esta obra está basada en su historia, con variantes y matices, pero con el mismo aroma a putrefacción.

Si me preguntan quién es el protagonista principal de Malos tiempos para el país, les podría decir que Inglaterra. Michaël ha convertido la isla en un personaje más, en una época convulsa y oscura llena de cambios, incertidumbre y pobreza.  

En medio de toda esa ambientación, las prostitutas, asiduas u ocasionales, van cayendo como moscas (pero veremos que el cerco se amplía a mujeres no cortesanas) sin que la policía consiga una pista que lleve a la detención de ese depravado. 

Un gran descubrimiento

Es el primer libro que leo de Ediciones Siruela. El primero de Michaël Mention. Y me ha sabido a poco de lo bien escrito, documentado, ambientado e hilvanado que está. Si en la solapa de esta novela no hubiera puesto que el autor es un enamorado de todo lo que se cocía en la década de los 70, no hubiera pasado nada. Sus más de 200 páginas lo corroboran. 

Estamos ante una gran obra donde no importa el desenlace sino el camino trazado hasta él. Si a la riqueza narrativa le sumamos que Michaël Mention, con estudios musicales, acompaña la trama con los LP’s de Phil Collins, Peter Gabriel, Roxy Music… y que, además, la presentación del argumento, es en forma de escenas cinematográficas sacadas de un guion de película en blanco y negro, tenemos una novela, a mi parecer, digna de disponer en la estantería de culto.

Como he dicho en líneas anteriores, es el primer texto que cae en mis manos de este autor galo Por suerte para mí, Mention tiene en su haber una decena de obras más. Por desgracia, Malos tiempos para el país es la única traducida al español. Lástima no haber cursado francés en mis años mozos.

Apostilla

Cuando la hayan leído, si la leen, háganme un favor: busquen la historia del destripador de York en internet. Miren los nombres de las víctimas reales y después los de la ficción y díganme qué ven. 

 

Alba R. Prieto

Título original: Sale temps pour le pays
Título: Malos tiempos para el país
Autor: Michaël Mention
Traducción: Susana Prieto Mori
Editorial: Siruela
Páginas: 252
Fecha de publicación: mayo 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario