Los padres lejanos – Marina Jarre

Los padres lejanos

Quienes conocen en profundidad la obra de Marina Jarre (Riga, 1925 – Turín 2016) coinciden en que Los padres lejanos es su obra más relevante. Se podría calificar como autobiográfica, puesto que en ella hace un repaso de su vida. Sin embargo, no es solo un recorrido por los momentos más trascendentes de la misma, también es una reflexión sobre sus vivencias más personales.

Cada una de las tres partes en las que se divide este libro tiene un estilo diferente en cuanto a la escritura, al mismo tiempo que, como es lógico, van cambiando las inquietudes que le preocupan y las experiencias que vive.

INFANCIA

Los primeros años de la existencia de Jarre están marcados por el divorcio de sus padres. Son momentos de gran confusión. El cambiante estado de ánimo de la niña se percibe a través del texto mediante continuos saltos temporales que no siempre quedan delimitados con claridad, lo cual provoca cierta confusión al leerlos.

Las personas con las que más se relaciona en esa época son su madre y su hermana. Con ninguna de ellas establece vínculos afectivos como cabría esperar. Sus sueños e imaginación están muy alejados de la realidad que vive con ambas. No logrará la estabilidad emocional hasta su adolescencia.

TORRE PELLICE

Este pequeño pueblo italiano de la región del Piamonte es la residencia de la escritora durante su juventud. Rodeada de montañas y sumergida en numerosas lecturas, encuentra el equilibrio emocional.

La religión y la II Guerra Mundial constituyen los principales temas de esta fase de su vida.

Es especialmente curioso cuando escribe sobre la religión. Su familia materna es cristiana valdense, su padre judío y vive en un país mayoritariamente católico. 

MATRIMONIO E HIJOS

En esta última parte, relata la relación con su familia. Las preocupaciones por sus cuatro hijos, los encontronazos a medida que se van haciendo mayores y las vivencias con su marido.

Jarre publicó este libro treinta años antes de su muerte. No es, por tanto, una autobiografía completa. El interés de esta obra radica en que la autora no esconde sus miserias. Al contrario, las expone sin pudor. No solo las que le pertenecen a ella, sino también las de su familia. Principalmente, las de su madre, con quien mantuvo una relación compleja. En definitiva, Los padres lejanos es un ejercicio introspectivo de la autora, que manifiesta a los lectores su cara más íntima con una auténtica sinceridad.

 

 

Julio Megía

Título original: I padri lontani
Título: Los padres lejanos
Autora: Marina Jarre
Traducción: Natalia Zarco
Editorial: Siruela
Páginas: 243
Fecha de publicación: septiembre 2021

No hay comentarios

Deja tu comentario