Los lobos no piden perdón – Miguel Conde-Lobato

Los lobos no piden perdón – Miguel Conde-Lobato

Los lobos no piden perdón

Miguel Conde-Lobato (Caracas, 1963) es un conocido publicista, fundador y director creativo de la agencia BAP&CONDE, con 30 años de experiencia y más de 90 premios nacionales e internacionales. ‘Los lobos no piden perdón’ es su primera novela.

Con esta novela  Miguel Conde- Lobato se sumerge en el mundo del suspense. Un género no apto para todo tipo de escritores, pero él da la talla. La novela cumple los requisitos para ser un jugoso thriller; una buena trama, personajes potentes y singulares, y sobre todo, una vuelta más de tuerca a un género del que ya está casi todo inventado.

«El mundo está dividido entre quienes matan y quienes se dejan matar, entre lobos y ovejas. Somos depredadores y lo vamos a seguir siendo. Hice todo lo que hice porque sé que dentro de unos años estaré fuera de la cárcel. ¿Diez? ¿Doce? Quizá alguno más. Pero después seguiré con mi vida y si, volveré a matar.»

El autor  reflexiona y organiza un debate que muchos de nosotros nos hemos planteado en nuestras casas. ¿Por qué un asesino queda libre al haber cumplido tan solo veinte años cuando fue condenado a ciento cuarenta? ¿Por qué, por ejemplo, el asesino de la joven Laura Luelmo no estaba entre rejas en el momento del crimen? ¿De quién es la culpa?

Tenemos otro ejemplo muy claro, el de Miguel Ricard, condenado en 1994 por el triple asesinato de las niñas de Alcasser, tan solo cumplió dos décadas de prisión por la anulación de la Doctrina Parot, con la que quedó libre. ¿Deben ser más justos los castigos a los presos? ¿Más severas las leyes? ¿Actuar con más dureza? ¿O merecen el mismo castigo los asesinos que las víctimas? En ese caso la muerte. ¿Se debería aplicar la pena de muerte? La novela nos relata un caso ficticio: el de un secretario de estado acusado de asesinar a siete mujeres y, a través, de un periodista va detallando los asesinatos cometidos e indagando en las vidas de las pobres víctimas.

Me quedo con un concepto muy significativo del libro. «Se emplea más dinero en mantener a un preso en una cárcel que lo que cobra un español de media o en las pensiones de nuestros jubilados.» Algo hay mal en eso y deberíamos planteárnoslo.

‘Los lobos no piden perdón’ va al grano, tiene claro su objetivo y lo cumple a la perfección; entretener al lector, pero también hacerle reflexionar.

Me ha faltado ver más profundidad en el personaje principal, Carlos Wolverine un periodista español. Y también en el otro gran protagonista, Onofre Castro, el acusado. Hubiera estado mejor algunas páginas más, contando algunos detalles con calma.

El duelo entre ambos hombres es lo que enriquece la novela. Los diálogos son una maravilla, con profundidad, consistencia y dignos del mejor guión de cine. Definitivamente, me quedo con las reflexiones realizadas a través de los dos personajes principales; sobre la felicidad, sobre el dinero y sobre conceptos actuales que no dejaran indiferente a ningún lector. La historia es interesante, pero lo que plantea el escritor lo es mucho más. Recomiendo su lectura.

Blai Garrigues

Título: Los lobos no piden perdón
Autor: Miguel Conde-Lobato
Editorial: Ediciones B
Páginas: 432
Fecha de publicación: junio 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario