Los días robados – Guido Lombardi

Los días robados

Salvo De Benedettis es un niño aficionado a los saltos de natación. Su padre le enseñaba a lanzarse al mar desde las rocas cada vez que iban a la playa. Salvo disfruta saltando, sin embargo, siempre tiene miedo antes de brincar. Guido Lombardi (Nápoles, 1975) emplea esta metáfora en Los días robados para plasmar los temores que, ante lo desconocido, todos tenemos en la infancia. 

UNA NOVELA NOSTÁLGICA

Se trata de una novela llena de recuerdos. No todos son agradables, más bien al contrario. Tiene cierto sabor a nostalgia y a incomprensión de la vida desde la perspectiva de un niño que aún no ha llegado a la adolescencia.

Salvo recordará para siempre el día que unos señores desconocidos se llevaron a su padre. Entonces, tuvo que irse a vivir con su tía. Nunca nadie le explicó los motivos por los que no volvió a verlo durante seis años.

Al cabo de este tiempo, ambos emprenden juntos un viaje al sur de Italia para intentar recuperar el amor perdido. Pero antes de nada, deberán volver a conocerse, a confiar entre ellos porque el niño necesita saber lo ocurrido. Es la única manera de restañar la relación rota. 

UNA NOVELA PERSONAL

A lo largo del trayecto, el muchacho reflexionará sobre ciertas cuestiones trascendentes mezcladas con recuerdos en forma de anécdotas que le han ocurrido en el colegio. Otros personajes significativos: su primo Emidio y su primer amor, Noemí, acompañan el relato de estos sucesos.

Lo más interesante es, sin duda, el proceso por el cual padre e hijo vuelven a conocerse. Los diálogos que mantienen permiten comprender cómo esa gran distancia inicial va reduciéndose según pasan los días. La desconfianza del principio va dando paso a un acercamiento íntimo.

Los días robados, como reconoce el autor, es una autobiografía centrada en el periodo de su infancia. Lombardi aclara en los agradecimientos del libro que esta historia comenzó a fraguarse como un guion de cine. Como este proyecto no se concretaba, las primeras páginas crecieron para convertirse en esta novela escrita según una mirada infantil, con una intensa carga de profundidad humana.

 

Julio Megía

Título original: Il ladro di giorni
Título: Los días robados
Autor: Guido Lombardi
Traducción: Ana Ciurans Ferrándiz
Editorial: Ediciones B
Páginas: 286
Fecha de publicación: septiembre 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario