Los crímenes del Ártico – Mads Peder Nordbo

Los crímenes del Ártico – Mads Peder Nordbo

los crímenes del ártico

Mads Peder Nordbod (Dinamarca, 1970) aparece en el panorama nórdico internacional iniciando con ‘Los crímenes del Ártico’ el comienzo de una saga que augura ser todo un fenómeno mundial y que tiene como escenario la austera y fría Groenlandia.

El último vikingo

2014. Matthew Cave es un periodista danés pero de origen groenlandés que, tras un duro golpe a nivel personal y sin un sitio al que llamar hogar, decide establecerse en Nuuk por un tiempo indeterminado hasta dar sentido a su vida, recomponerla y, tal vez, descubrir qué fue de su padre. Allí ha de cubrir, junto a su compañero y fotógrafo Malik, lo que parece ser el descubrimiento del año: una momia enclavada en un glaciar. Una momia vikinga. 

Pero lo que habría de convertirse en la noticia que traspasara las propias aguas oceánicas y permitiera descubrir, tras el hallazgo, el porqué de la desaparición de los nórdicos en la isla, se acaba transformando en un macabro crimen cuando esa momia desaparece y en su lugar encuentran el cadáver –demasiado fresco, desollado y abierto en canal– del policía que debía protegerla.

«Estaba tumbado en el suelo, con la cara hacia arriba, los brazos estirados a los lados y el vientre rajado desde la entrepierna hasta el esternón. La piel y la carne del vientre estaban abiertas hacia los lados y colgaban sobre el hielo. El agujero estaba lleno de sangre reseca (…) El vientre estaba vacío».

Un cuaderno de piel marrón

1973. Jakob es policía en Godthåb (Nuuk en danés). Junto a su compañero Karlo se ve inmerso en una investigación en el que padres de niñas pequeñas son el objeto de atención. Violencia en el seno familiar, corrupción, abuso de poder, violaciones a menores, embarazos no deseados… Esto es lo que se encuentran ambos policías cuando empiezan a raspar dentro de esos núcleos familiares.

Jakob comienza a anotar en un pequeño cuaderno la lista de los nombres de los que considera culpables de esos abusos. Pero esa investigación acaba virando en su contra cuando esos hombres aparecen muertos, abiertos en canal y desollados como focas. Jakob se convierte, entonces, en un sospechoso al que tener en cuenta y decide desaparecer junto a una de las víctimas de violación.

Ese cuaderno, en manos ahora de nuestro periodista, es el objeto que enlaza las dos épocas, 1973 y 2014, y será el nexo que permitirá averiguar quién es el asesino en serie que hay tras la matanza de ‘Los crímenes del Ártico’.

«Si quieres comprender por qué se mueve una bola, tienes que descubrir qué la ha puesto en movimiento. Todo lo demás no son más que efectos, y el efecto está a la vista de todos. Es la causa lo que exige una explicación».

Autenticidad nórdica

No me gusta considerarme experta en nada porque quiero pensar que siempre hay cosas que descubrir, que conocer o que, sencillamente, aprender.
Cuando empecé a leer ‘Los crímenes del Ártico’ caí en la trampa de creer que era otro nórdico más de entre los que han pasado por mis manos. Sus primeras páginas, la ambientación sobria, lúgubre, el descubrimiento de un cadáver ¿vikingo?, la puesta en escena de los policías o periodistas… Su linealidad en dos tiempos era la característica que me daba a entender que Mads Peder iba a ser otro más en el panorama de escritores nórdicos. Hasta que dejó entrever el tema principal de su novela y ahí fui yo la que creí que no acabaría de leerla: los abusos sexuales y violaciones infantiles.

Hace tiempo comenté que todos tenemos una barrera que no queremos o no podemos traspasar. El tema del abuso y/o violación a menores era el mío. Mads, quizás de forma explícita o tal vez no, hace una denuncia social de esos abusos y especialmente del corrompido sistema. Altos cargos, políticos, médicos y personalidades que deberían proteger a uno de los sectores más frágiles y vulnerables como son los niños, acaban aprovechándose de su posición para ejecutar las acciones más vomitivas que puedan existir.

Nunca he deseado la muerte de nadie pero quizás, tal vez en este caso, todas ellas estén, como decía nuestro policía Jakob y aun siendo ficción, más que justificadas.

«Dicen que las hadas nacen de la risa de los niños, pero casi nadie sabe qué es lo que viene al mundo por las lágrimas de un ángel. Pero yo lo sé, porque lo he visto»

 

Alba R. Prieto

Título original: Pigen uden hud
Título: Los crímenes del Ártico
Serie: Matthew Cave 1
Autor: Mads Peder Nordbo
Traducción: Enrique Bernández Sanchís
Editorial: Planeta
Páginas: 416
Fecha de publicación: septiembre 2019

4 Comentarios
  • Paco Atero
    Publicado a las 09:03h, 17 octubre Responder

    Una historia sobrecogedora. Entre las 2 líneas temporales y la propuesta en la fatídica trama dejas entender que es un gran trabajo el del autor. Un libro completo. ¿Realmente es aire fresco en la N3?

  • Alba R. Prieto
    Publicado a las 14:19h, 17 octubre Responder

    Yo creo que es aire fresco por la trama y por cómo lo enfoca el autor. Cierto es que al principio parecía uno más de tantos otros nórdicos, pero el giro que hace al introducir la otra linia temporal hace que tu perspectiva cambie.
    Para ser el primero de la saga deja el listón alto. Veremos la continuación.
    ¡Gracias por tus comentarios!

    • Paco Atero
      Publicado a las 19:44h, 18 octubre Responder

      ¿Qué te ha parecido Matthew Cave?¿Ideal para protagonizar una saga?

  • Alba R. Prieto
    Publicado a las 16:47h, 19 octubre Responder

    ¿Por qué no? Es un periodista con aires de detective…puede que incluso cambie de profesión…
    Y tiene un pasado que le pesa psicológicamente. Puede servir, si.

Deja tu comentario