Los bohemios menores – Eimear McBride

Los bohemios menores

La premiada autora de Una chica es una cosa a medio hacer (Editorial Impedimenta), Eimear McBride (Liverpool, 1976), regresa a las librerías españolas de la mano de Seix Barral, que ha lanzado su novela Los bohemios menores (publicada originalmente en 2016).

Gracias a esta segunda traducción, podemos comprobar cómo la narradora irlandesa se afianza en el panorama. Se hace fuerte por medio de su voz rompedora y estilo experimental (si queda algo con lo que experimentar a estas alturas) y presenta una novela intimista, turbulenta, dramática y cargada de espontaneidad, que viviremos a través de su protagonista, una chica de dieciocho años que llega a Londres para estudiar Arte Dramático.

La primavera urbanita de la juventud

Eily, de origen irlandés, la joven narradora y protagonista de Los bohemios menores, conoce a Stephen —el otro personaje principal— al poco tiempo de llegar a la capital londinense. La pareja no tardará mucho en superar la barrera de la amistad y comenzar una relación que se convertirá en el hilo conductor de la historia. Stephen es un actor y guionista que arrastra a sus espaldas veinte años más que Eily y que, como imagináis, está de vuelta. Eily acaba de llegar a su habitación de estudiante, ilusionada, con un pie aún en la adolescencia y deseosa de vivir todas las nuevas experiencias que pueda ofrecerle Londres, y más concretamente el barrio alternativo de Candem, en esta nueva etapa.

«De su cuarto al mundo directa me deslumbra la luz del día. […] Sol de la mañana. Día londinense. Los acabados se exhuman a sí mismos de los portales. Buses y música. Góticos y granujas. Nómadas de la Nueva Era abrigos de cuero vaqueros reventones y blancos como diamante. Por todas partes brotes de broncas en las calles. Es la mejor de las ciudades pienso e, independientemente de lo incómoda o sanguinolenta que esté, ahora estoy en ella también».

La relación de Eily y Stephen como pareja se verá influida por el entorno en el que se mueven. Por un lado, todos aquellos elementos propios del primer año de universidad lejos de casa: mucho alcohol; sexo espontáneo; algún psicotrópico; enamoramientos irracionales; colegas nuevos; y compañeros de piso. Y por otro lado, las posibles experiencias pasadas —más o menos dramáticas— que oculta y/o protege cada protagonista.

Eily narra, habla, piensa y siente

Sin duda, la forma en que la autora narra la novela es una de las cosas que más llaman la atención. El «estilo experimental» con el que se define la pluma de la escritora hace que escaseen los signos de puntuación y la diferenciación del texto mediante párrafos. Eimear McBride sigue sus propias reglas (espacios más largos, cambios de tamaño de letra, mayúscula cuando considera…) para facilitar al lector la contextualización de las sentencias. A pesar de esta ausencia de normas, es capaz de transmitir en un mismo párrafo las descripciones, los diálogos, los pensamientos y los sentimientos de los personajes sin que te quepa ninguna duda de qué estás leyendo.

El foco apunta a Eily, que es el canal a través del cual recibiremos la historia, pero el estilo se adaptará a todos los personajes de forma particular. Es obvio que no se expresa, reacciona, ni piensa igual un tío de 40 palos con un pasado muy vivido, que una chavalita de 18 años que acaba de romper el cascarón. Así que, aunque la manera de escribir de McBride pueda parecer caótica, la autora no da puntada sin hilo.

Una novela tortuosa y con marcado estilo propio

Los bohemios menores pertenece a ese tipo de relato en el que el lector debe dejarse zarandear por la protagonista y meterse en su piel. Seguramente ese desconcierto suponga una barrera para algunos, pero merece la pena abandonarse al texto. Resulta muy sencillo sentir la neblina y el bullicio de las calles de Candem mientras acompañas a Eily y Stephen.

Debo confesar que a mitad del libro ciertos aspectos de la relación de pareja me resultaron algo repetitivos (mosqueo-sexo-mosqueo-sexo) y ya no aportaban demasiado. Pero el interés por seguir descubriendo lo que escondían y qué iba a suceder con Eily ayudó para continuar adelante. Mereció la pena, no son pocas las esquinas que han terminado dobladas.

Conocer a la valiente McBride ha sido un placer. Como dice Eily en la novela: «A Tomar Por Saco lo de encajar».

«Me falta labia universitaria. No estoy con los que ven en esto una alternativa al empleo oficinesco. Ni con los enciclopedisabidillos de todas y cada una de las obras llevadas a las tablas. Ni con las que se pagan el alquiler posando de modelos. Ni con los que se lo pagan los padres. No. No entro en ninguna categoría. Desubicada, pero con las mejores intenciones y me da un poco igual porque A Tomar Por Saco lo de encajar —tampoco es que rechace una avalancha de diversión más frecuente—».

 

Rocío Palomino

Título original: The Lesser Bohemians
Título: Los bohemios menores
Autor: Eimear McBride
Traducción: Rubén Martín Giráldez
Editorial: Seix Barral
Páginas: 368
Fecha de publicación: marzo 2021

 

No hay comentarios

Deja tu comentario