Los abrazos robados – Pilar Mayo

Los abrazos robados – Pilar Mayo

los abrazos robados

Emociones, sentimientos, infidelidad y traición nos acompañarán en ‘Los abrazos robados’, de Pilar Mayo (Barcelona, 1969), donde poco a poco una gran historia se irá abriendo paso en nuestro corazón, hasta quién sabe si desgarrarlo por completo.

INFIDELIDAD

Irene, madre soltera de una adolescente llamada Clara, por fin conoce el amor verdadero: Mario. Ana, la mujer de Mario, sospecha que su marido le es infiel y, pese a que la pasión en ambos desapareció hace mucho tiempo, Ana no va a permitir que su matrimonio se descomponga tal y como ella lo conoce, teniendo una vida fácil, acomodada y organizada como siempre quiso.

La primera intención que tiene es ponerle cara a la amante de su marido, y por ello, sigue a Mario hasta la librería donde Irene trabaja. Pero el destino es caprichoso y por azar acabará trabajando unas horas a la semana para ella, cuidando de la madre de Irene, una mujer de lo más odiosa, mezquina y anclada en sus recuerdos del pasado y con la que Irene no tiene una relación demasiado buena.

Irene, además de su madre, tiene que lidiar con una hija que la necesita más que nunca, ya que desde bien pequeña le fue extirpado un tumor cerebral e Irene ha de conseguir a toda costa que Clara pueda valerse por sí misma sin tener que pedir ayuda constantemente. Mientras Irene choca cada día más con su madre, aparece Jaime, su hermano, un joven que lleva a rastras una maleta con un pasado tormentoso que no le permite avanzar. Jaime tiene un plan, y no va a dejar que nada ni nadie le pare.

“Me pregunto si abrazará así a su mujer; no lo creo, porque me transmite tantas cosas en ese gesto que es como si los necesitara más que yo, como si necesitara sentirse querido y, por qué no, deseado, y pienso que adónde irán los abrazos perdidos, esos que no damos por rutina, por falta de tiempo, a veces por pudor”.

VIDA

Pilar Mayo tiene una manera de escribir sencilla. Transmite tanto en tan pocas palabras que hace que todo fluya. En ‘Los abrazos robados’ todos los sentimientos convergen para hacer sentir tantas cosas juntas que nos deja con el corazón temblando. A pesar de ser una historia que empieza con la infidelidad, poco a poco iremos dándonos cuenta de que la novela no trata simple y llanamente de eso, sino que poco a poco nos va enseñando lo que es realmente la vida. La autora dedica cada uno de los capítulos de la novela a un sentimiento, analizándolo de manera magistral: la sospecha, mentira, curiosidad, envidia, miedo, rencor, confidencia, soledad, nostalgia y resiliencia, la más difícil de todas, la capacidad de adaptarse frente a una situación.

¿Y no es básicamente eso la vida? ¿Cómo vamos adaptándonos a las situaciones que se nos plantean? Realmente somos meros espectadores? Quizás a primera vista, crees que la decisión que uno toma en su momento no va a tener consecuencias, piensas que sólo afectará en ese momento concreto, en ese preciso instante. Pero nunca sabremos si realmente ese segundo puede hacerte cambiar el rumbo que tenías destinado, puede hacer que tu futuro sea diferente.

A medida que conocemos a Irene, vemos una historia detrás, empatizas con ella, sientes su dolor y entiendes cosas que a simple vista nunca podrías saber antes de conocerla, como miles de personas a las que se juzgan sin ver el trasfondo que hay detrás de todo eso. Porque todos tenemos una historia que contar, la nuestra… Pero ahora me quedo con la de Irene y la de Clara, ambas tan fuertes y luchadoras que llegan a tu corazón sin pensarlo; así como la de Jaime, la cual te sorprende y te ayuda a comprender la de Irene.

Si no habéis conocido aún la pluma de Pilar Mayo, no puedo dejar de insistir con ‘Los abrazos robados’, ya que puede hacerte abrir los ojos. En una historia no hay una sola versión, sino que puede haber más de una detrás. Quizás no te ha pasado a ti, pero a lo mejor conoces a alguien que sí, y eso lo hace tan real y tan vulnerable como la vida misma.

“Si existiera una pastilla que te hiciera olvidar, ¿la tomarías? -pregunta-. Pero olvidarlo todo, lo bueno y lo malo; empezar de cero, como una persona nueva.
-No -he contestado deprisa, pero no tengo nada que olvidar; en mi pasado no hay dramas ocultos.
-Yo tampoco, porque ¿sabes una cosa? Aunque haya días en los que no me levantaría de la cama porque los recuerdos aprietan tanto que amenazan con ahogarme, no me gustaría olvidar los momentos felices, esos en los que parece que vas con unas alas cosidas a la espalda que te llevan tan alto que te cuesta respirar, esos en los que piensas que es imposible ser más feliz porque si no explotarás, esos en los que andas con una sonrisa instalada en la cara todo el tiempo, esos que casi siempre terminan más pronto que tarde”.

Vanessa Cánovas

Título: Los abrazos robados
Autora: Pilar Mayo
Editorial: Ediciones Versátil
Páginas: 196
Fecha de publicación: mayo 2019

 

No hay comentarios

Deja tu comentario