La tragedia del girasol – Benito Olmo

La tragedia del girasol – Benito Olmo

La tragedia del girasol«Lo que tenía ante él respondía más bien a un sentimiento enfermizo, que colapsaba la parte más racional de su cerebro y le nublaba el juicio y la capacidad de pensar por sí mismo, convirtiéndolo en un títere en manos de aquella mujer. Como un girasol -se dijo-, condenado hasta el final de sus días a seguir el movimiento del sol que le da la vida; el mismonas semanas se la quitará, achicharrándolo».

Este año me estrené con Benito Olmo y me gustó, pero con esta segunda novela pasa a formar parte de mi lista de escritores favoritos e imprescindibles.

Escribe de una manera directa, va al grano, con capítulos cortos y ritmo ágil, no emplea tramas retorcidas ni personajes poco creíbles. Con una buena ambientación te lleva por las calles de Cádiz de la mano de Bianquetti, ese antihéroe por excelencia, duro, tosco, malhumorado, con un corazón a proporción de su estatura. Concienzudo y propenso a meterse en problemas no para hasta llegar al final, exponiendo su vida y llevándose un buen puñado de tortas y puñetazos que hará que sufras cada golpe que encaja, y esto pasa porque es muy fácil encariñarse de él a pesar de su carácter (así fue con “La maniobra de la tortuga”).

En esta segunda entrega, suspendido de empleo y sueldo, trabaja como detective privado y le encargan un trabajo de guardaespaldas que no le convence mucho, aunque lo acepta (“porque hay que pagar facturas”). De esta manera todo comienza a complicarse a raíz de un asesinato y se encuentra abocado en un asunto mucho más complejo en el que se ve enredado sin remedio.

Las mujeres son personajes secundarios pero tan importantes que son las que tejen la trama de la novela. Y es aquí, con ellas, donde asoma el lado más humano de este poli de dos metros que vuelve a castigar el cochambroso Kaddett con el que se mueve milagrosamente contra pronóstico (¿es posible que pase la ITV?)

¿Por qué me gustan tanto las historias de Benito Olmo? Sus novelas rezuman el estilo negro clásico, son historias realistas y cercanas, con tramas con no decaen y ritmo regular, tiene giros perfectamente ubicados, la trama es honesta, sin trampas, bien escrita, sin paja para rellenar hojas, con un protagonista duro que tiene sus propias reglas y muestra su lado humano (que no debilidad) y cierra con finales auto conclusos.

Y para terminar, un detalle que me encanta, el título de la novela, al igual que pasara con “La maniobra de la tortuga”, no entiendes que tiene que ver con la trama semejante título, pero a medida que vas leyendo ves que encaja perfectamente y no puede ser más adecuado.

¿Qué no me gusto?: que se ha terminado.

¡¡¡Quiero más Bianquetti!!!

Una guinda: este diciembre comienza el rodaje de “la Maniobra de la tortuga”, estoy deseando verlo y ponerle cara al actor de dos metros, si lo encuentran, que va a dar vida al tozudo Bianquetti…

Genny Vidal

Título: La tragedia del girasol
Autor: Benito del Olmo
Editorial: Suma de letras
Páginas: 344
Fecha de publicación: Abril 2018

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.