La red púrpura – Carmen Mola

La red púrpura – Carmen Mola

la red púrpuraRegresa Carmen Mola (pseudónimo, Madrid, 1973) firmando su segundo trabajo: ‘La red púrpura’, una novela negrísima, brutal, extrema y cruel para continuar con el impactante final que nos regaló con  ‘La novia gitana‘, con la que nos hace descender a los fondos más decadentes de la mezquindad humana.

Difícil cometido hacer una reseña de esta novela sin desvelar nada de la anterior, pero allá vamos. La historia arranca dos meses después de lo sucedido en el relato que le precede. La inspectora Elena Blanco (amante de las relaciones fugaces en todos los terrenos, de la grappa y del karaoke) tendrá que hacer frente a un complejo caso con implicación personal que la llevará a lidiar con lo más bajo de la sociedad (prostitución, drogas, violencia) para una vez más comprobar la alianza que tiene este nivel con los estamentos más altos (poderosos y políticos).
En esta ocasión, Elena y su equipo de investigación de la BAC (Brigada de Análisis de Casos) no se enfrentan a un asesino, sino a una organización criminal llamada “La red Púrpura”, un conglomerado vinculado a la Deep Web (la cara oculta de Internet) que ofrece, a cambio de cantidades desorbitadas de dinero, espectáculos en directo con un protagonista único: la violencia en todo su esplendor y en todas sus formas.

“No lo sé, me gusta la violencia. No, no la violencia, en el insti nunca me meto en peleas, soy de los que se ponen a separar. Es la ultraviolencia. Tira de mí, no lo puedo evitar, es como una droga.”

Así asistimos a una lectura dura, feroz y despiadada y vemos, una vez más, que el ser humano en muchas ocasiones parece carecer de alma y que con dinero se consigue casi todo. También deja un resquicio de esperanza a través de la controversia del amor incondicional de los padres hacia sus hijos.

“¿Un hijo se sale del carril, se desliza por una pendiente peligrosa y los padres le dan la espalda para siempre? ¿No debe ser incondicional el amor hacia un hijo? Elena entiende la decepción del padre, entiende también el enfado y el sufrimiento. Pero no el odio.”

Advierto que es una lectura que no da respiro, no apta para todos los públicos por el toque sádico e incluso gore que maneja en algunos párrafos pero necesario para los lectores de la novela anterior y apresará a los amantes de la novela negra más intensa. En esta segunda entrega vemos una importante evolución de la protagonista, que está descontrolada, lo que hará que profesionalmente pierda el norte en varias ocasiones, lo que añade más intriga aún a la historia y, aunque tiene varios giros que pueden intuirse y algún detalle que chirría, puedo decir que mantiene el nivel de su predecesora. En ocasiones hasta creo que la supera. La autora nos ofrece una historia potente, personajes creíbles, buena estructura, ritmo equilibrado y final cerrado.

“ – El mundo se va a la mierda, Elena – se queja amargo Rentero, incapaz de entender como se ha permitido que crezca ese mundo digital fuera de la ley hasta convertirse en un monstruo que nadie pueda domar.”

Tomad asiento, coged aire y dedicad tiempo para adentraros en esta escalofriante historia que mantiene el interés a la largo de sus páginas y te transportará, al igual que a su protagonista, por este relato lleno de dureza, horror, desesperación y angustia a partes iguales.

Preparados, luces, cámara y acción.

 

Genny Vidal

Título original: La red púrpura
Autor: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
Páginas: 430
Fecha de publicación: abril 2019

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar