La noche del ocho – Sebastian Fitzek

La noche del ocho – Sebastian Fitzek

la noche del ocho

Si obtuvieses inmunidad absoluta y un premio de diez millones de euros, ¿serías capaz de asesinar a sangre fría a un completo desconocido? En ‘La noche del ocho’, Sebastian Fitzek (Berlín, 1971), líder de ventas en Alemania, nos plantea esta tesitura completamente amoral en la que muchos apenas se lo pensarán dos veces ante semejante recompensa.

La lotería de la muerte

Un día como otro cualquiera aparece una web en la red llamada la noche del ocho. Durante un año la página ha estado en boca de un reducido sector de la población, pero al aparecer el mensaje de que el sorteo se realizaría el 8 del 8 a las 8 horas y 8 minutos y la fecha se acerca, todo el mundo comienza a interesarse. ¿Y qué es lo que se rifa? Un nombre.

Sin embargo, el ganador no será considerado muy afortunado ya que ochenta millones de individuos intentarán matarle. Por un módico precio, todo aquel que quiera puede participar. Tan solo hay que introducir el nombre de una persona que quieras que salga elegida para que lo maten y el asesino se llevará la jugosa recompensa de diez millones de euros. Una idea perversa, ¿verdad? Pero lo más perverso no es la idea en sí, sino que la gente sea capaz de creerse que se puede salir impune de un crimen así.

Tragarse todo lo que aparece en los medios

“En nuestro mundo de hiperconectividad absoluta, en el que cada idiota transmite y comenta todos los titulares sin cotejar la información, hasta los medios de comunicación pretendidamente serios han esparcido ya el ridículo rumor de que la noche del ocho podría ser legal bajo unas circunstancias muy determinadas”.

Creerse todo lo que sale en internet es algo que ocurre a diario. Las fake news son frecuentes hoy en día. Incluso llega a ser humorístico cuando son informativos y periódicos los que las comparten casi sin contrastar si lo que se dice es verdad o no.

‘La noche del ocho’ se centra en esta tesis partiendo de un experimento retorcido. Un experimento del que pronto se pierde el control. Lo que surge como un inocente estudio psicológico acaba convirtiéndose en una cacería en toda regla, incluso la creen justificada.

“Si cuentas una mentira inmensa y se repite con la suficiente frecuencia, la gente se la acababa creyendo”.

Una mente retorcida

Fitzek nos aterroriza con esta idea completamente perversa y maquiavélica. ¿El mundo realmente podría llegar a este extremo? Ese fue el pensamiento que me quedó al cerrar el libro: la duda de si la ficción puede saltar a la realidad. Hay que tener una mente muy enrevesada para construir una historia así, y el autor lo hace de forma excepcional. Con una ambientación muy oscura y tétrica, como lector te metes tanto en la trama que tienes la sensación de que te persiguen a ti.

Como última curiosidad, la web realmente existe en su versión original (gracias, Google translator, mi alemán es null) y es exacta a lo que describe el libro, aunque llegamos tarde para el último sorteo. ¿Alguien se atreve a dar un nombre para el próximo?

 

María García

Título original: Achtnacht
Título: La noche del ocho
Autor: Sebastian Fitzek
Traducción: Jorge Seca
Editorial: Ediciones B
Páginas: 399
Fecha de publicación: julio 2019

Disponible en SomNegra

No hay comentarios

Deja tu comentario