La mujer que no envejecía – Grégoire Delacourt

LA mujer que no envejecía

La mujer que no envejecía es la cuarta y última novela editada por Editorial Maeva y traducida al español del autor francés Grégoire Delacourt (Valenciennes, 1960) conocido en nuestro país por su obra La lista de mis deseos, que fue llevada a la pantalla.

En esta ocasión nos presenta una historia especial y emotiva que habla sobre el amor, el paso del tiempo, la juventud y los anhelos.

La belleza es un don

Betty pierde a su bella madre siendo esta muy joven a consecuencia de un atropello. A pesar de ello, tiene una vida feliz: estudia en la universidad, conoce al amor de su vida, se casan y tienen un hijo. Pero, cuando cumple 35 años, deja de envejecer. Forma parte de un proyecto fotográfico de un amigo que consiste en hacer una fotografía todos los años a las mismas personas para estudiar el paso del tiempo y el reflejo en el rostro de las personas. Así descubren que el rostro de Betty permanece inalterable como si se hubiera congelado. Su cuerpo, de manera interna es parejo al paso del tiempo, pero su apariencia exterior no. Su belleza no acusa el paso del tiempo.

¿Suerte o en maldición?

Lo que en un primer momento parece ser algo ideal y deseable se convierte en un problema incómodo y extraño que sorprende a familia y amigos. A medida que transcurre el tiempo,  llega hasta convertir a Betty, que es una mujer feliz que ama su vida y su familia, en una mujer desdichada haciendo peligrar todo lo que ama.

El estilo del autor

El autor utiliza una prosa muy emotiva, poética y literaria haciendo un uso de un lenguaje sencillo y ofreciendo frases que invitan a la reflexión, dignas de ser anotadas. Una novela muy cuidada, formada por apenas 200 páginas y capítulos cortos que nos invita a analizar temas como la felicidad, el paso del tiempo y la belleza.

Pinceladas culturales

Ambientado en Francia, la vida de Betty comienza en los años 60 y asistimos al transcurso del tiempo y el paso de los años a través de nuestra protagonista, presenciando a su vez a los diferentes contextos e hitos históricos; haciendo el autor mención de diversos momentos culturales relacionados con la música, el cine y la moda.

«Es necesario que lo que se ha amado se altere un día, que la imagen que nos hemos hecho de ello se atenúe poco a poco, se borre, para recordarnos que es efímero y la suerte que hemos tenido de atraparlo, como una mariposa en el hueco de una mano».

Una historia de amor

La mujer que no envejecía, es una conmovedora historia de amor que nos hace plantearnos si la búsqueda incansable de la eterna juventud y de la inmortalidad es tan ideal como nos puede parecer. Y es que en definitiva, la belleza es un don que se va perdiendo con el transcurso del tiempo dando paso a las huellas que reflejan la vida  y no hay que olvidar que no hay nada más hermoso que la oportunidad de vivir un nuevo día.

Genny Vidal

Título: La mujer que no envejecía
Título original: La femme qui ne vieillissait pas
Autor: Grégoire Delacourt
Traducción: Rosa Alapont
Editorial: Maeva
Páginas: 184
Fecha de publicación: enero 2021

 

No hay comentarios

Deja tu comentario