El «perro diabólico» llega al Club de Lectura

De él han dicho que es el mejor escritor americano vivo. Lee Earle Ellroy, conocido como James Ellroy y autoapodado «el perro diabólico de la novela americana» llega al Club de Lectura Negra y Mortal con ‘La Dalia Negra’, la obra que abre el primer «Cuarteto de Los Ángeles»

Basada en un hecho real que lleva el mismo hombre, James tira de sus contratistas para hacerse con los casos reales que luego él extrapola y reescribe: “yo distorsiono, reviso, reimagino y saqueo la historia y la vuelvo a recomponer como una pintura a gran escala”.

Apasionado de la II Guerra Mundial y de la década de los 70, anclado en ella y de la que no le gusta salir, posee la capacidad de retratar como nadie el ambiente hostil y amargado de la sociedad hollywoodiense de la posguerra.

De todo ello y más hablaremos el próximo viernes 3 de enero a las 18:00h en la Biblioteca Ventura Gassol de Calafell. Un encuentro literario más para la consolidación de un gran grupo de lectores calafellenses de novela negra.

SINOPSIS

15 de enero de 1947. Los Ángeles, un solar desocupado. El cadáver de una mujer de veinticinco años, desnudo y seccionado en dos partes. El médico forense determina que ha sido torturada durante días mientras ella seguía consciente. Un periodista bautiza a la víctima como «la Dalia Negra».

Los policías Bucky Bleichert y Lee Blanchard, dos ex boxeadores conocidos como Hielo y Fuego, son puestos al frente del caso. Al sumergirse en los bajos fondos de Los Ángeles para averiguar quién era la Dalia, se verán atrapados en un circo mediático y en una investigación policial plagada de pistas falsas, intereses políticos y dificultades; un caso irresoluble que acabará por obsesionarles.

Basada en un suceso real e inspirada en el asesinato de su propia madre, La Dalia Negra es la primera novela del «Cuarteto de Los Ángeles», ciclo novelístico que figura entre los grandes clásicos del género negro y policial del siglo veinte. Un viaje por la cara oculta de los oropeles de Hollywood a través de los estercoleros morales de una sociedad obsesionada con el éxito y que solamente brilla en la superficie.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.