La calle – Ann Petry

La calle se convirtió en un fenómeno de ventas, hasta el punto de que su autora, Ann Petry (Connecticut, Estados Unidos 1908 – 1997) fue la primera escritora afroamericana que vendió más de un millón de copias de una obra literaria. Seix Barral la publica en español 75 años después de que viera la luz en su idioma original.

LA CALLE CIENTO DIECISÉIS

El proyecto de vida de Lutie Johnson pasa por encontrar un trabajo que pueda cambiar su situación económica. Por esta razón se traslada a Nueva York y se instala en Harlem, en concreto en la calle Ciento dieciséis. Alquila un piso de ínfimo tamaño en un edificio cochambroso. Es un mal lugar para vivir con su hijo Bub, pero de momento no puede permitirse otra cosa. Sin embargo, su espíritu inconformista le llevará, a lo largo de la novela, a tratar de encontrar el trabajo adecuado y bien remunerado para revertir su destino y el de su pequeño.

UNA JOVEN AMBICIOSA

Lutie, como se puede adivinar, no lo va a tener nada fácil. Encontrará oportunidades algunas veces y otras, obstáculos inabordables. Estas situaciones le producirán momentos de entusiasmo y de desesperanza. 

Esta joven vigorosa y decidida presentará un contrapunto muy interesante a otras personas con las que convivirá en el barrio. Entre ellas está el portero del edificio donde vive Lutie, un pobre desgraciado obsesionado por acostarse con ella. También nos encontramos con la señora Hedges, quien regenta una casa de prostitución en un piso vecino. Se dedica a observar lo que sucede en la calle Ciento dieciséis desde su ventana, sin atreverse a dar un paso fuera de sus dominios. 

DIFERENTES ACTITUDES ANTE LA VIDA

Se trata, pues, de una novela de contrastes entre personalidades opuestas que muestran actitudes totalmente contrarias ante la vida. Es desgarradora. Su lectura deja un poso amargo a poco que uno pueda imaginar el racismo que padecían los afroamericanos a mitad de la década de los 40 en Norteamérica. Si los hombres negros lo tenían complicado, mucho más las mujeres. En ambos casos, estaban atrapados en una sociedad que no les brindaba una oportunidad para cambiar su destino.

LA AUTORA

Ann Petry tiene un estilo en el que apenas utiliza los diálogos como recurso literario. Predominan, principalmente, las reflexiones de los protagonistas. El libro se distribuye en capítulos extensos en los que cada uno de ellos lo encarna un personaje diferente. Cada uno ofrece, por tanto, variados puntos de vista de las mismas situaciones que plantea la narración. Esto no quiere decir que se trate de una lectura pesada; más bien al contrario, la autora hilvana con eficacia y define con maestría lo que ella quiere contar.

Se trata, en mi opinión, de una obra personal. Muchos datos biográficos de Ann Petry coinciden con la protagonista de La calle. Ambas, mujeres de raza negra que vivieron en Harlem y que pelearon diariamente por desarrollar su pasión. En el caso de la autora, compatibilizó su licenciatura y su profesión de farmacéutica con la literatura. De hecho, fue a raíz de su participación en un taller de escritura creativa cuando publicó esta novela, la cual la llevó a ser una escritora de éxito en su época.

 

 Julio Megía

Título original: The street
Título: La calle
Autor: Ann Petry
Traducción: Íñigo F Lomana
Editorial: Seix Barral
Páginas: 460
Fecha de publicación: enero 2021

No hay comentarios

Deja tu comentario