La buena suerte – Rosa Montero

En la última novela de Rosa Montero (Madrid, 1951), La buena suerte, la escritora nos habla del amor pasional, del amor por la vida, de que esta es fundamentalmente bella, y de que la buena suerte es algo que realmente depende de nosotros y de nuestras decisiones.

ESCAPAR DE LA PROPIA VIDA

Pozonegro, una antigua localidad hullera, un pueblo —ficticio— degradado y ruinoso, es el lugar que elige Pablo Hernando, el «arquitecto de la intensidad», como su destino cuando él, un profesional prestigioso y reconocido, interrumpe precipitadamente su viaje a Málaga, donde se le espera para pronunciar una conferencia. No sabemos de qué o de quiénes huye, o si tan solo escapa de sí mismo en un intento de ser otro. Poco a poco conoceremos los sucesos que han provocado este impulso y que van trazando una trama de intriga y persecución.

Pablo convive con la degradación y el desorden en un piso y en un suburbio absolutamente contrarios a sus ideas estéticas y arquitectónicas. Su drama  personal se verá sacudido al coincidir con otras personas mucho más sencillas, que se enfrentan a los problemas y a las adversidades de frente, como Raluca, llena de luz y optimismo, o el anciano y franco Felipe.

LA BELLEZA Y EL HORROR

Rosa Montero quiere hablarnos de lo bueno y de lo triste de la vida, del horror, pero, sobre todo, de cómo la belleza prevalece; y lo hace con un relato muy dinámico en el que va alternando un narrador omnisciente con monólogos y reflexiones de los personajes que les dotan de gran autenticidad. Al mismo tiempo, va denunciando el maltrato infantil y animal, el acoso, la precariedad, la venganza, la violencia, el desamparo, la soledad, etc. Para ello, intercala en la narración sucesos policiales reales relativos a abusos a niños, asesinatos, torturas…

La buena suerte es una historia llena de secretos, angustia, culpa, mentiras y miedo, pero también de pasión por vivir, franqueza, supervivencia, valentía, redención y lucha contra lo adverso.

RECONSTRUIR LA INOCENCIA

La escritora va incorporando poco a poco todos los ingredientes —la crónica, elementos de suspense y novela policíaca, y el amor, sobre todo, por la vida— para tejer una malla de pasado, presente y futuro en torno a unos personajes intensos y extremos, detalladamente perfilados.

Pablo Hernando va recordando continuamente su existencia, llena de contrastes, de éxito laboral y económico, pero también de miedo, de sufrimiento y de dolor. Entenderemos su deseo de formatear su memoria y empezar de cero, aunque sea en este lugar que, de noche, hace honor a su nombre y, de día, resulta feo, ruinoso y deprimente. Será Raluca, esa hada optimista, quien, gracias a su luz, le ayudará a recuperar la esperanza y la fe en nuestro derecho a ser felices.

Quizá podríamos acusar a la autora de cierto maniqueísmo, dado que en Pozonegro vamos a encontrar personajes totalmente opuestos, que encarnan la maldad y la perversión, como Benito, Moka, Ana Belén, o esa chica anónima víctima constante de acoso y violencia.

La buena suerte es una novela ágil, tierna y profunda en la que Rosa Montero nos invita a perder el miedo, a no guardar silencio pero, por encima de todo, a descubrir la capacidad del ser humano para sobrevivir, renacer y reinventarse. Podemos elegir cómo respondemos a lo que nos sucede y en cada decisión nos jugamos nuestra vida y nuestra felicidad.

Victoria Velasco

Título: La buena suerte
Autor: Rosa Montero
Editorial: Alfaguara
Páginas: 328
Fecha de publicación: agosto 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario