La belleza del mal – Annie Ward

La belleza del malAnnie Ward se estrena en el panorama literario con La belleza del mal. Partiendo de un asesinato —que hasta el final no sabremos quién es o son las víctimas—, la autora nos cuenta la historia de amor de una pareja aparentemente perfecta, la de Ian y Maddie. ¿O quizá no sea tan perfecta?

Historia de un amor

Maddie y Joanna son amigas desde hace años, comparten su pasión por los idiomas y por las ciudades de Europa. Así pues, después de terminar sus respectivas carreras, siguen unidas por su amistad e intentan verse todo lo que sus trabajos les permiten.

Corre el año 2001 y Joanna se encuentra en Skopie (Macedonia), ayudando en los campos de refugiados, mientras que Maddie trabaja en Sofía (Bulgaria) como periodista, pero no duda en coger un autobús en cuanto puede para visitarla. Es en una de esas escapadas cuando conoce a Ian, que se encuentra allí trabajando como guardaespaldas. La atracción que siente hacia él es instantánea y, desde ese momento, no se lo puede quitar de la cabeza.

Con el relato de su historia contada en primera persona por Maddie, salvo algún capítulo en el que toma las riendas Ian, iremos viendo cómo evoluciona esta relación hasta el presente, donde aparentemente son una pareja modélica.

«El día del asesinato»

Hasta aquí podría parecer que estamos ante una novela romántica, pero nada más lejos de la realidad. Nos encontramos con un thriller de manual. El primer capítulo comienza con una llamada anónima a la policía informando de que hay gente en peligro en el domicilio desde donde se realiza la misma. Aviso que recibe una agente que andaba cerca del lugar y que, al aproximarse a la vivienda donde ve mucha sangre, y a la espera de recibir refuerzos, le hace temer lo peor.

A partir de ahí, Annie Ward nos hace ir del pasado al presente, continuamente, hasta lo que denomina «el día del asesinato». Nos ofrece una narración a tres voces, haciendo así que la intriga aumente y que el lector sea partícipe de los distintos puntos de vista.

Consta de buen ritmo y los personajes tienen fuerza, aunque cuesta mucho empatizar con ellos —o al menos a mí me ha costado—. Todos tienen un pasado que les ha marcado de alguna manera y la autora maneja bien los recursos psicológicos.

La belleza del mal es una lectura ágil gracias al predominio de diálogos y al cambio constante de escenario y tiempo. Tiene un buen tempo y sorpresas finales, lo que hace que sea el libro ideal para pasar un rato entretenido y hacer que tu adrenalina se dispare.

 

Marta Pérez

Título original: Beautiful Bad
Título: La belleza del mal
Autora: Annie Ward
Traducción: María Enguix Tercero
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 400
Fecha de publicación: abril 2020

No hay comentarios

Deja tu comentario