Joe Abercrombie: «La fantasía está llegando cada vez a un mercado más amplio»

Joe Abercrombie

Fotografía de José de Montfort

Los amantes del género estamos de enhorabuena, regresa Joe Abercrombie (Lancaster, 1974) con ‘Un poco de odio’ de Alianza Editorial. Publicado el pasado 13 de febrero, estos días ha estado visitando nuestro país para hacer su promoción y poder charlar con los medios y sus seguidores. El autor inglés que ha vendido más de cinco millones de copias de sus libros, es uno de los referentes en cuanto a literatura fantástica.

Sus obras, cuentan con un elaborado contexto político, además de gozar de una gran crudeza, ironía y sentido del humor.
‘Un poco de odio’, es la primera entrega de una nueva trilogía titulada “La era de la locura”. Trilogía que está enmarcada dentro del mismo mundo de “La primera ley”, años después de los acontecimientos que allí tuvieron lugar, en un momento en que la revolución industrial se quiere imponer a la magia.

Negra y Mortal. Su nueva trilogía comparte mundo con el de ‘La primera ley’. ¿Pueden los lectores sumergirse en ‘La era de la locura’ sin haber leído la saga anterior?

Joe Abercrombie. Sí, la idea siempre es que los nuevos lectores puedan empezar con él si quieren, o con cualquiera de los otros tres libros independientes, y después volver atrás a los primeros libros si les ha gustado lo que han leído. “La era de la locura” toma el mundo de “La primera ley” y lo introduce en una era más industrial  –hay personajes y tramas que reaparecen, con lo que aquellos que han leído los anteriores pueden pillar algunas cosas extra– pero para nada es imprescindible el haber leído lo anterior.

NyM. A pesar de los datos de ventas de algunos autores dedicados a la fantasía, esta sigue siendo considerada como un género menor dentro de la literatura, ¿a qué cree que se debe esto?

J.A. No creo que la fantasía se vea como un género menor que la ciencia ficción, los thrillers o la novela romántica. Todos los géneros tienen sus seguidores y sus detractores, gente que no los toca por buenos o malos motivos, y gente no lee otras cosas. Es cierto que desde las películas de “El señor de los anillos” y ahora tras el éxito de “Juego de tronos” en TV, la fantasía está llegando cada vez a un mercado más amplio.

NyM. Si en estos momentos la fantasía está en auge, mucho de este mérito lo tiene George R. R. Martin y su serie, o más bien la versión televisiva de la misma. Pero más allá de Martin hay muchos grandes y buenos autores del género, aunque no sean tan conocidos por aquellos que no consumen fantasía de forma habitual, ¿cuáles son sus referentes en cuanto al género fantástico?

J.A. Hay un autor inglés ligeramente conocido llamado J. R. R. Tolkien que creo que ha vendido un par de libros incluso antes de que Martin apareciera. Podríamos decir que él fue mi primer amor en el género fantástico. También, para mí, estaban Ursula le Guin y Michael Moorcock, y un largo número de autores de los 80 y 90. Pero empecé a estar un poco frustrado con la forma en la que las historias de fantasía volvían una y otra vez a los mismos tópicos, volviéndose un poco predecibles y brillantemente heroicas que me aparté de su lectura y empecé a leer todo tipo de cosas –novela negra, westerns, clásicos– todos los géneros, realmente. Cuando “Juego de tronos” apareció a mediados de los 90 fue una gran cosa para mí –ese libro parecía realmente contener todas las cosas que la fantasía estaba necesitando– coraje, oscuridad, el foco en los personajes, la habilidad para sorprender e impactar, manteniendo a su vez el corazón de la fantasía épica.

NyM. ¿Lee otros géneros y autores fuera de la fantasía?

J.A. Oh, claro y siempre lo he hecho, tanto ficción como no-ficción. Quizá últimamente más que nunca. Creo que es muy importante recurrir a un amplio número de influencias, es más, encuentro difícil disfrutar de la fantasía últimamente  tiende a parecerse demasiado al trabajo y realmente tiene que ser un libro excepcional para que me sacuda fuera de este estado mental de editorial y que me haga disfrutarlo como cualquier otro lector.

NyM. ¿Cómo se podría animar a un lector “virgen” en el género de la fantasía a darle una oportunidad?

J.A. Esto puede sorprenderte, pero le animaría a que comprara todos mis libros. ¿Quizá incluso dos copias de cada?

NyM. Con el boom de plataformas tipo Netflix los libros con buena acogida de ventas enseguida tienen su versión televisiva o cinematográfica,  ¿cuándo podremos ver el universo Abercrombie en el cine o TV?

J.A. He tenido algunas conversaciones. Cuando lo sepa, lo sabréis…

NyM. Sus novelas llevan una gran dosis de violencia, ¿esto es algo que le pide el tipo de historias que escribe o quiere reflejar que la violencia es intrínseca en el ser humano?

J.A. La fantasía clásica siempre ha tenido una gran dosis de violencia –las historias tienen lugar en un contexto de guerra, con personajes principales que son guerreros o espadachines de algún tipo–. Pero hay a menudo una versión bastante suavizada y heroica de la guerra focalizada en la gloria y la brillante armadura. Quería que mis libros reflejaran más la crudeza, lo repugnante y visceral de la violencia, donde los héroes y villanos fueran difíciles de diferenciar e incluso que los personajes principales raramente salieran ilesos, física o mentalmente… la fantasía está llegando cada vez a un mercado más amplio.

NyM. Sus personajes tienen la particularidad de no ser ni muy buenos, ni muy malos, son siempre bastante grises, quizá esto se deba a su experiencia al menos formativa como psicólogo. ¿No cree que existan las personas buenas o malas, así sin matices?

J.A. Bueno, realmente creo que las personas son generalmente más complejas que los ideales de héroes y villanos que a veces vemos en la fantasía. El bien y el mal en el mundo real son una cuestión del lugar en el que te encuentras, las batallas tienen menos que ver sobre lo que está bien o mal, que sobre las nociones sobre lo que está bien. Cada uno tiene sus razones, sus justificaciones, sus excusas. Pocas personas se consideran a sí mismos malvados.

NyM. Hablemos un poco de actualidad. En estos momentos Reino Unido acaba de abandonar Europa. ¿Cree que esto le puede afectar de alguna manera más o menos directa como escritor?

J.A. Realmente no veo de qué forma va a ayudar. Las leyes sobre los derechos de autor son internacionales, y siempre existirá una demanda de ficción de calidad, por lo que no creo que los pilares del negocio se colapsen, pero claramente viajar a Europa para participar en actos y promociones se volverá más difícil y supongo que habrá enfados de editores y agentes que hará que vender libros en el mercado europeo sea un poco más complicado.

NyM. Hoy en día el tema de las redes sociales es muy importante a todos los niveles, su cuenta de twitter @LordGrimdark tiene más de sesenta mil seguidores, ¿le gusta interactuar con ellos o le cede la responsabilidad a una Community Manager?

J.A. En lo que se refiera a twitter, soy yo mismo quien lo maneja. Realmente disfruto teniendo algún tipo de comunicación de ida y vuelta con los lectores, y por ende, con otros escritores. Escribir puede ser una profesión muy solitaria, así que es bueno tener un canal de comunicación con los lectores, te recuerda que no estás escribiendo para el vacío.

Joe Abercrombie

Fotografía de José de Montfort

NyM. Hablando de su nick en twitter, ¿se cree un modelo del nuevo género denominado grimdark?

J.A. Cuando elegí el nombre, la gente solo usaba la palabra de forma despectiva, para describir un estilo de ficción que era ridículamente cínico, violento y pesimista. Así que pensé que siempre sería obvio que se trataba de una broma. Después, para mi sorpresa, la gente empezó a usar el término para referirse a una ficción cruda, violenta, cínica que a ellos les gusta o admiran. Así que ahora parece que me he declarado a mí mismo como gobernador supremo de este subgénero de ficción. Que no es el caso realmente. Apenas estoy seguro de si la definición encaja con mi obra o no, cuando se refieren a grimdark cada persona lo define de una forma ligeramente distinta. Pero no es responsabilidad del escritor el cómo la gente etiquete su trabajo. Imagino que si ayuda a conectar lectores con libros con los que disfrutan, es bueno.

NyM. Sus novelas suelen muy corales, pero la presencia masculina suele ser bastante superior a la femenina, y el papel principal casi siempre recae en un hombre, salvo Monza Murcatto en ‘La mejor venganza’. ¿En ‘Un poco de odio’ habrá más presencia femenina?

J.A. Sí, la trilogía de “La primera ley” fue algo así como “fiesta de la salchicha”, como se suele decir. Formaba parte de una fantasía clásica con muchos estereotipos –el mago sabio, el chico con el destino predeterminado, el hombre violento con un pasado sangriento– todos personajes masculinos. Por lo que escribí un montón de personajes masculinos sin pensar realmente en ello. Desde entonces, me he animado a introducir más mujeres en los libros, aunque lo hecho para hacer más diferente y variado el elenco de personajes con más variedad de tipos de personas y relaciones, lo que hace que mejore la narración. En “La era de la locura”, tres de los siete puntos de vista principales son mujeres, así que estamos aproximándonos a la paridad, creo…

NyM. Después de sus primeros seis libros, que compartían no solo el mundo sino también la extrema violencia y la oscuridad de sus personajes, nos presentó la trilogía “El mar quebrado”, cambiando totalmente de registro a uno menos duro, ¿necesitaba un descanso para volver con fuerzas renovadas al lado oscuro?

J.A. Sí, después de haber escrito seis grandes, duros, complejos y oscuros libros sentí la necesidad de intentar algo diferente en todos los sentidos. En particular, quería ver si podría escribir libros de fantasía que fueran más cortos y concentrados de lo que venía haciendo hasta ahora, y eso me parecía que podía ir ligado quizá a escribir hacia un público más joven y con una ligera diferencia de estilo, un poco menos explícita, con un toque más de saga vikinga a lo mejor, pero con suerte, también con muchas sorpresas.

NyM. Una de las protagonistas de ‘Un poco de odio’ es Savine dan Glokta, hija del inquisidor Glotka, personaje que cuenta con muchos admiradores ¿Cómo se puede conseguir que la gente empatice con un torturador como él? Y, ¿cuánto de Sand dan Glotka hay en su hija?

J.A. Siempre es difícil decir qué es exactamente lo que hace que un personaje funcione, me gusta sacar tanto del pensamiento mágico de la escritura como sea posible y mirarlo solo como una pieza de artesanía como cualquier otra, pero debo admitir que siempre hay un poco de magia en un gran personaje que tú realmente no puedes precisar como escritor. Mi método realmente es intentar acceder a la cabeza del personaje, utilizar sus pensamientos y sentimientos privados, llevar al lector directamente a su cabeza. Bajo esas circunstancias creo que cualquiera se vuelve si no agradable, al menos comprensible. Creo que a veces le perdonamos mucho a alguien que nos hace reír, por lo que el sentido del humor es absolutamente esencial en un personaje que reta nuestra empatía. Savine es a la vez muy parecida y muy diferente de su padre, él es un tullido, que está traumatizado y se odia a sí mismo, mientras ella es una notoria belleza en lo más alto de la sociedad, con gran vanidad y arrogancia. Pero ambos son enormemente astutos, despiadados y calculadores. Cuando se escribe sobre una nueva generación de esta forma, quieres que los hijos sean el reflejo de sus padres, pero a la vez que afloren desde sus sombras como individuos únicos.

NyM. ¿Tiene usted algún personaje favorito, uno al que ha cuidado con especial mimo?

J.A. Esto es como con los hijos. Les quiero a todos por igual. O eso es lo que supone que hay que decir…

NyM. ¿Qué nos vamos a encontrar en ‘Un poco de odio?

Una hilarante y horrible búsqueda épica del amor y la guerra mientras las chimeneas de la industria se elevan sobre la Unión…

NyM. Sé que aún nos faltan por llegar dos libros más para completar esta nueva trilogía, pero, ¿qué vendrá después, veremos otro nuevo registro en sus libros o todavía no ha pensado a tan larga distancia?

J.A. Tengo el borrador de los tres libros y el segundo está casi terminado, pero todavía estoy centrado en dar los toques finales al último libro. Tengo algunas ideas sobre lo que vendrá después, incluso he probado a escribir algunas páginas, solo por ver cómo quedaban, pero todavía estoy en los primeros pasos de la planificación, para ser honestos. Una vez que haya finalizado con el tercer libro puedo comenzar a centrarme en lo que vendrá después…

 

Marta Pérez

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.