Greta Alonso: «Es estúpido no invertir en potenciar el talento.»

Greta AlonsoGreta Alonso / © Archivo de la autora


El cielo de tus días ha llegado a las librerías con dos meses de retraso, respecto a la fecha que se había previsto en principio. Editorial Planeta ha apostado por esta autora novel, que se oculta bajo el seudónimo de Greta Alonso. Una novela de corte policíaco, con unos personajes atractivos y atrayentes y una trama en la que nada es lo que parece.

Conozcamos un poco más a la persona que se encuentra detrás de este nombre.

Negra y Mortal. Comencemos con una pregunta obligada, ¿por qué escribir bajo seudónimo?

Greta Alonso. El hecho de publicar una novela va unido al de convertirse en personaje público, y en algunos casos alterar totalmente la rutina, pero por motivos laborales, y también personales ―he sufrido un episodio complicado de ansiedad hace años― he preferido permanecer en segundo plano. No puedo asumir el compromiso de embarcarme en una gira de firmas, de acudir a ferias o a colaborar en la promoción, porque necesito un
entorno estable y organizado. Tenía muchas ganas de publicar una novela, pero no tantas como para cambiar de vida.

NyM.  El hecho de permanecer en el anonimato, a nivel de marketing, ¿cree que va a ser un incentivo o le va a restar posibles lectores? 

G. A. El anonimato ya fue una traba a la hora de dar con una editorial dispuesta a publicar la novela; prefieren apostar por autores que participen de la promoción, y hoy en día, sin promoción no hay ventas: las firmas, las ferias, las entrevistas. El seudónimo puede generar interés, curiosidad, morbo. Pero también recelo; de hecho, ya he recibido algún mensaje desagradable en redes sociales. En cuanto acabe el confinamiento el resto de novelas tendrá mucha más visibilidad que El cielo de tus días, gracias al trabajo promocional de sus autores. El seudónimo es una ventaja para mí, pero un obstáculo para la novela.

NyM. Su carrera profesional no tiene nada que ver con el mundo de la literatura. ¿Desde cuándo comenzó a escribir o a sentir la necesidad de expresarse por escrito?

G. A. He escrito desde siempre: cuentos y relatos. La escritura es terapéutica, y a mí me permite desconectar del entorno, evadirme. Mi carrera profesional no tiene nada que ver con la escritura, pero puede enriquecer lo que escribo. Todo suma.

NyM. En cuanto a su novela El cielo de tus días, entre la pareja protagonista hay una gran tensión sexual, ¿no le dio miedo que resultara demasiado tópico?

G. A. Amor, muerte, odio, crimen, secretos, mentiras, venganza y sexo: los ingredientes de cualquier libro, sea novela negra, romántica, histórica o literaria. ¿Son tópicos? ¿Sobre qué se podría escribir, si no? Si elimináramos todos estos temas, que son los que hacen humano al humano, dejaríamos de escribir. En cualquier caso, la tensión sexual de El cielo de tus días se percibe de manera implícita, sutil y elegante. ¿Por qué no escribir sobre algo que está en la calle?

NyM. La descripción del trabajo policial, del día a día de un equipo de investigación, está muy lograda. ¿Cómo ha hecho para documentarse?

G. A. Dispongo de manuales y apuntes de la Academia de Policía de Ávila. Voy adquiriendo más, y en lo que se refiere a temas técnicos, acudo a bibliotecas. También recurro a bibliografía para documentarme sobre aspectos de psicología y psicopatología.

NyM. La inspectora Natalia Herreros es un personaje muy fuerte y con el que es fácil empatizar, además ha sabido equilibrar su parte dura sin perder la feminidad. ¿Estaba pensando en alguien en concreto cuando lo construyó?

G. A. Pensaba en cualquier mujer del mundo de hoy, que no necesita imitar a un hombre para ser buena profesional, y mantiene su personalidad y sus gustos. Pensaba en las mujeres perfeccionistas que quieren llegar a todo: en el trabajo y con la familia. Que llenan su día de actividades ―Natalia lleva varios casos en la sede de Homicidios de Madrid, y además trabaja en su tesis doctoral y da clases de Psicología Patológica en la Universidad―, que se proponen metas y que acaban pagando de algún modo ese frenesí. Nos cuidamos muy poco, y Natalia es fuerte, pero como todos, tiene sus puntos vulnerables.

NyM. Dentro de la trama, hay un episodio de violencia doméstica en el que se puede ver que cualquier mujer puede ser una víctima potencial. ¿Cree que es necesario que se le dé más visibilidad a este problema?

G. A. Sí, sin ninguna duda. Tendemos a caer en el tópico, a pensar que la violencia de género es exclusiva de determinado perfil de mujer: dependiente, falta de recursos, acobardada y dócil. Pero se da en todos los ámbitos de la sociedad, porque la mentalidad del maltratador no entiende de nivel social o económico. Y eso hay que hacerlo visible.

NyM. En su novela también hace notar que no todos tienen las mismas oportunidades dependiendo del lugar en el que se nazca, ¿piensa que la educación debería depender más de las capacidades de cada persona y no tanto del nivel económico?

G. A. Una persona capacitada para hacer descubrimientos que hagan avanzar a toda la sociedad, no puede ser desplazada por otra menos competente que haya nacido en una familia con posibles. Eso impide que avance toda la sociedad. Es estúpido no invertir en potenciar el talento. La gente capacitada debe disponer de todas las oportunidades en el ámbito educativo, porque eso es apostar por el progreso de todos.

Greta Alonso

La autora tomando notas / © Archivo de la autora

NyM.  ¿Cuánto tiempo ha tardado en escribir su novela?

G. A. Tardé nueve meses, pero ya tenía muchas ideas, anotaciones y esquemas. Escribía de noche, al salir de trabajar, y lo hacía de una manera compulsiva. La historia llevaba ya un tiempo en mi cabeza.

NyM. Unos días antes de que saliera El cielo de tus días, se declaró el estado de alarma y tuvo que aplazarse su publicación, ¿qué se le pasó por la cabeza?

G. A. Sentí alivio, porque no eran las condiciones adecuadas para sacar un libro al mercado. Además, acabé la novela en julio de 2017, y esperar un poco más a verla en las librerías ya no me importaba. En ese aspecto soy muy paciente, y creo que lo que importa es el resultado, no el tiempo que tarda en llegar.

NyM. Este periodo de confinamiento, ¿a qué lo ha dedicado?

G. A. No he sido capaz de concentrarme para escribir, ni para leer. He estado trabajando desde casa, he hecho ejercicio como he podido y he visto muchas películas. También me he planteado cambios en mi vida, pero no sé si ahora seré capaz de llevarlos a cabo.

NyM. ¿Cuáles son sus autores de cabecera?

G. A. En cuanto a novela negra, disfruto mucho con Dolores Redondo, Toni Hill y Benjamin Black. Pero leo de todo, y mucha literatura clásica. Si tuviera que elegir tres autores me quedaría con Edith Warton, Tom Wolfe y Lev Tolstoy.

NyM. Actualmente está escribiendo su segunda novela, Ya no es eterna la noche, cuya protagonista es la inspectora Lucía Moro, a quien ya hemos conocido en El cielo de tus días; por lo tanto, ¿estamos ante otra novela negra?

G.  A. La novela ya está escrita, y sí, es una novela negra, pero la trama es independiente de El cielo de tus días. Natalia Herreros y Álex Brul aparecen como personajes secundarios, aunque tienen cierto peso.

 

Marta Pérez

No hay comentarios

Deja tu comentario