Gordo de feria – Esther García Llovet

gordo de feria

Esther García Llovet (Málaga, 1963) concluye su trilogía temática de Madrid con Gordo de feria, un noir surrealista que nos sumerge en un mundo y un lenguaje propio. La inicial apatía de un afamado humorista se precipitará en un carrusel de desventuras hasta el desbordante final. Un libro de humor y, ante todo, un libro sobre el humor.

LA VIDA ES UNA COSA RARA

“Qué cosa más rara me ha pasado” dice el protagonista en su diálogo inicial. Esta frase, que con variaciones se repetirá como un mantra a lo largo de la novela, constituye un núcleo significativo sobre el que se construye Gordo de feria. Efectivamente, la vida es una cosa rara, un trayecto lleno de anomalías al que nos afanamos en buscarle sentido; una tarea inútil y sin embargo tan humana. 

Esther García Llovet se recrea en esta anormalidad, la celebra, narra de manera festiva sobre ella. Tomando elementos tan conocidos de nuestra literatura como la picaresca, el esperpento, el humor absurdo o la apatía existencial, la autora apuesta por un artefacto literario con sus propias reglas. Esto es importante: Esther nos propone un juego en el que no debemos juzgar ni esperar el cumplimiento de las convenciones del género: los cabos sueltos no tienen por qué atarse de manera perfecta… Básicamente, porque el mundo en que vivimos no es así.

EL HUMOR ES ALGO MUY SERIO

Lo primero que choca es el humor: no estamos ante el típico humor negro del género, sino más bien con uno emparentado con la comedia slapstick y el trabajo de cómicos como Ignatius, Ricky Gervais o Louis C.K. Precisamente, en relación con una polémica real sobre los límites del humor que sufrió este último, el protagonista nos da una pista sobre la propuesta literaria al lamentarse de que “la gran tragedia que es que casi nadie sepa nunca cuándo estás hablando en broma y cuándo estás hablando en serio”.

Esto nos recuerda aquella línea de la aclamada Joker (2019): “Solía pensar que mi vida era una tragedia. Ahora me doy cuenta de que es una comedia”. Y es que, efectivamente, el humor es algo muy serio.

Eso sí, junto a momentos plenos de melancolía como “La tristeza es el fantasma que no ves”, encontramos trallazos de humor absurdo del mejor calibre: “El chino ha engordado diecinueve kilos pero como es un chino sigue igual de delgado”. En cada página de Gordo de feria hay más talento literario que en las obras completas de algunos de sus colegas.

EL GRAN MACGUFFIN

Hasta ahora no hemos hablado apenas del argumento ni de la premisa, esas armas literarias tan cotizadas en cualquier éxito trepidante que se precie. Pero es que Gordo de feria no va de eso. Lo importante no es la investigación ni la resolución satisfactoria del caso en una gran sorpresa final. La obra de Esther García Llovet es una criatura con su propio carácter: ni siquiera es una novela de humor, sino más bien un tratado sobre el humor; una declaración sobre cómo las partes más absurdas de nuestra vida se cuelan para fastidiar nuestros sueños, donde la autora dirige nuestra atención a lo que es sucio, a lo que es feo, a lo que es gordo. El argumento principal de Castor, famoso humorista que conoce a un tipo que usará como doble en sus actuaciones, y todo lo que a partir de ahí se desarrolla hasta el delirante final es solo una excusa o, como dicen los entendidos, un Macguffin. Pero, retomando lo anterior: ¿acaso la vida no es un gran Macguffin?

DIOS MÍO, ESTÁN POR TODAS PARTES

Para cerrar, unos apuntes. Gordo de feria es la novela que cierra la «Trilogía de Madrid» de Esther García Llovet, que empezó con Cómo dejar de escribir (2017) y continuó con Sánchez (2019). Son libros muy cortos, escritos con gran estilo y que comparten una unidad temática (que no argumental) basada en una estrambótica mirada hacia los rincones menos iluminados de nuestra capital. De los tres, Gordo de feria me parece la más lograda.

En esta novela de humor faltón y desvergonzado le esperan al lector grandes momentos de disfrute. Para ello, deberá aceptar el juego propuesto por la autora para adentrarse en un Madrid desgarrado y plagado de cafeterías regentadas por chinos, barrios llenos de chinos, chinas que persiguen a los protagonistas, chinos que deciden con una mirada quién vive y quién muere y, en fin, chinos a go-gó. Dan ganas de torcer el labio al más puro estilo John Rambo y exclamar: ¡Dios mío, están por todas partes!


Santiago Álvarez

Título: Gordo de feria
Autor: Esther García Llovet
Serie: Trilogía de Madrid 3
Editorial: Anagrama
Páginas: 160
Fecha de publicación: enero 2021

2 Comentarios
  • Lola
    Publicado a las 14:09h, 02 marzo Responder

    Buenísima reseña!! A la altura del libro,, 😊

  • ABC
    Publicado a las 15:52h, 30 marzo Responder

    Terminado. No sé muy bien qué es lo que acabo de leer. Surrealista, absurdo, rocambolesco, estrambótico, divertido. Algo estresante? Quizá. O bastante. Una locura de libro.

    “… Cuando llegó a casa, no encendió las luces. Le gusta encontrársela a oscuras, así tiene la sensación de que entra en una sala de cine…”

    Recuerda un poco a «La conjura de los necios», con un punto de E. Mendoza y otro de JP. Villalobos. La autora es psicóloga (difícil que este libro lo escribiera un arquitecto… :-). Espero que no termine como J. Kennedy Toole.

    «Un poco como la Pantera Rosa de la portada: chillón, se come rápido, te pega en la boca con la potencia golosa del azúcar y el ácido cítrico y, cuando te lo has tragado, te preguntas si ha valido la pena esta sacudida a tu páncreas» GR.

    Santiago Segura, léetelo. Creo que da para peli de las tuyas.

    PS: dominio del lenguaje y peculiar estilo de narración, pero bastantes errores de puntuación (comas que faltan, otras que sobran… e idem con los puntos)

Deja tu comentario