Estado del malestar- Nina Lykke

estado del malestarEstado del malestar es una novela galardonada con el Premio Brage, el más importante de la literatura noruega. Con su crítica irónica Nina Lykke (1965) realiza una amputación sin anestesia –para así hacer que se tambalee– del supuesto bienestar de la vida en los países nórdicos. Una mujer con una profesión prestigiosa, médica de cabecera, disecciona la inaguantable liviandad de la clase media en uno de los países más desarrollados del mundo. La ansiedad que describe en sus pacientes y en ella misma, casi siempre al borde de un ataque de nervios, es un golpe directo a la felicidad escandinava.

Dos matrimonios desgastados

La historia trata por un lado de Elin y su marido Aksel, y por otro de Bjorn (ex pareja de Elin en su juventud) y su mujer Linda. Todo empieza con una solicitud de amistad en Facebook entre Elin y Bjorn. Todos nos imaginamos cómo sigue la historia. Entra en juego aquí el enigma de la infidelidad y la protagonista se desdobla en tomar una decisión: dejar su aventura amorosa y seguir con su monótona vida junto con su esposo, o empezar una nueva andanza con su antiguo amor. Para el segundo se necesita una considerable valentía que ella no posee en estos momentos. Al fin y al cabo, el destino –algunos dirán el karma– acaba poniendo las cartas sobre la mesa y un mensaje lo cambia todo y se desmorona su rutina matrimonial.

Una sátira divertida

Mientras pasa revisión a sus pacientes al tiempo que supera su divorcio y trata de aclararse consigo misma sobre qué le pide al futuro, Elin mantiene conversaciones con Tore: el esqueleto de su consulta personificado en su conciencia. Estas charlas psicológicas y llenas de humor pícaro ayudan a descubrir el pensamiento interior del personaje y entender las decisiones que toma (o las que no toma) a lo largo de la novela. El hecho de satirizar su propia vida hace que el lector sienta un tipo de empatía peculiar hacia Elin. Además está harta de sus pacientes y en varias ocasiones trata sus problemas de manera cómica y al no tener la paciencia suficiente acaba contestándoles en base de su cansancio acumulado.

La mejor parte de Estado del malestar, sin duda, nace en las descripciones de la clase media que crea a partir de situaciones banales y bien construidas.  Sus vecinos pijo-progres, como les denomina ella, muestran una obediencia extrema hacia sus falsas costumbres en contraposición a la libertad que quieren exhibir los de «las mansiones de enfrente», que viven su bienestar sin mostrar malestar por ello, aunque también sean víctimas de sus propios vicios o errores. La verdad trastorna y engancha, y Lykke lo consigue. Alcanza que el lector quiera saber más de esta sociedad tan cercana y a la vez tan lejana de nuestra mentalidad.

Interpretación final

Parece que el final del libro se cierra de forma clara y que todos podemos entender su decisión. Pero a mí me parece que lo deja abierto para cualquier interpretación posible porque, dependiendo del punto de vista del lector, se entiende de una manera u otra. Mi pregunta es: ¿realmente decide ella o se deja llevar por la situación? En todo el libro he tenido la sensación de que Elin, finalmente, no llega a resolver absolutamente nada de lo que le preocupa: todo se aclara por las circunstancias o por las casualidades de la vida.

Nina Lykke demuestra su maestría con un final realista que produce un bofetón de realidad y una sensación fatigosa de vivir en un estado de malestar continuo ,no solo socialmente hablando, sino en lo que a la vida interior de Elin se refiere.

 

Preslava Boneva

Título original: Full Spredning
Título: Estado del malestar
Autora: Nina Lykke
Traducción: Ana Flecha Marco
Editorial: Gatopardo Ediciones
Páginas: 265
Fecha de publicación: noviembre 2020

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.