Una cita con J. D. Barker

J. D. Barker

Fuente © Dayna Barker

ENCUENTRO VIRTUAL PARA EL FIN DE LA TRILOGIA

Tras varias dudas y gracias a un pequeño empujón por parte de Paco Atero, jefe y fundador del portal literario Negra y Mortal, me apunto para el encuentro virtual que ofrece la Editorial Destino para conocer nada menos que a J. D Barker, el autor de la trilogía «El cuarto mono», quien nos presenta a uno de los asesinos en serie más fascinantes que he leído últimamente. Surge este acercamiento en el momento de la publicación de la tercera y última entrega de esta saga que se dio a conocer en junio de 2018 con El cuarto mono, para después llegar con La quinta víctima en mayo de 2019 y ofrecernos ahora, en junio de 2020, el desenlace con La sexta trampa, aún por leer.

Trilogía

Fuente: Editorial Planeta de Libros

BARKER CONOCE LA MENTE DE LOS ASESINOS

Barker es un escritor estadounidense que se ha movido siempre dentro del terreno del horror y el suspense. Con su primera novela, Forsaken, consiguió despertar expectación dentro del género y fue nominado a diversos premios, entre ellos el Bram Stoker, uno de los más importantes. Pero fue con esta trilogía cuando se dio a conocer a nivel mundial. Si hay algo que me atrajo sin remedio de este autor, es su capacidad para meterse en la mente de un asesino y ver cuál ha sido el proceso de su creación, y que nosotros, los lectores, conozcamos las motivaciones e impulsos que le hacen actuar así. Totalmente fascinante.

De esta manera, con mucha emoción y algo de nervios, llega el día 10 de junio a las 18:30 h y me conecto a través del portátil —del que últimamente no me separo, debido al forzoso teletrabajo impuesto por esta extraña y nueva situación que vivimos—. Audio, cámara y ¡acción! Comienzan las presentaciones por parte de la editorial y conectamos en directo con el autor. Tiene poco tiempo, pero nos regala casi hora y media de entrevista, donde los invitados podemos hacerle preguntas.

LECTOR Y ESCRITOR PRECOZ

Barker sale en pantalla, ríe tímidamente y, previa traducción, nos cuenta detalles sobre el proceso de escritura y la creación de tramas y personajes. Nos explica también sus inicios en la lectura a la edad de tres años; que en la familia no tenían televisión porque la consideraban una actividad totalmente pasiva que poco aportaba a la educación y que, en cambio, la lectura despertaba y alimentaba la imaginación, te hacía creativo. Y así se convirtió en un precoz lector y comenzó a escribir relatos y pequeñas novelas cuando aún era un niño. Una novela que le marcó especialmente fue Drácula de Bram Stoker, que leyó por primera vez con tan solo ocho años.

Trabaja puntualmente como asesor en casos de asesinato para ayudar en las investigaciones policiales y, alguna de sus experiencias en su proceso de documentación es, por ejemplo, que ha visitado en varias ocasiones la cárcel de Nueva Orleans; de esto, además, comenta que, lo que más le llama la atención de los asesinos es su falta de empatía, pues no sienten remordimiento alguno, algo que no deja de sorprenderle. Asimismo, cuenta con la ayuda de su hermana, que trabaja en un hospital, para darle datos médicos, apuntes y medicamentos relacionados con muertes y cómo matar sin dejar huella.

SU RELACIÓN CON JAMES PATERSON, PRECUELAS Y CONSEJOS

Trabaja codo a codo con el gran James Paterson, al que admira y considera una especie de entrenador. En un plano más personal, nos describe cómo ha afectado la pandemia a su familia y a su trabajo y cómo le inculca el amor por la lectura a su hija de casi tres años.

Le preguntamos si habrá más entregas con el detective Sam Potter al frente y nos comenta que lo duda, pero sí nos ha hablado de posibles precuelas de la trilogía y que su ritmo no bajará de dos o tres libros al año, por lo que tendremos a J. D. Barker para rato.

Y una cosa más. Importante. Nos dio un consejo, algo que ha aprendido al estudiar a psicópatas y asesinos con sangre fría: 

“Sé bueno, sé amable con todo el mundo. Siempre. Yo lo hago. Nunca sabes a quién tienes enfrente. Nunca sabes con quién te cruzas. Puede ser un psicópata y no queremos encenderle esa chispa que le mueve a actuar, ¿verdad? Hasta es posible que alguno de vosotros lo seáis y aún no lo sepáis…”

Sabio consejo, sin duda…

Genny Vidal

 

No hay comentarios

Deja tu comentario