Encuentro exclusivo virtual con Colson Whitehead y los lectores de BOOKISH

Colson Whitehead

© Lauren Margit Jones

El 7 de octubre, Literatura Random House tuvo el placer de invitar a los lectores de Bookish —entre los que me incluyo— a un acercamiento virtual con el autor de Los chicos de la Nickel, y dos veces Premio Pulitzer, Colson Whitehead. 

El escritor se mostró con total naturalidad al otro lado de la pantalla en su casa de Nueva York. Si muchos se esperaban que mostrase su biblioteca  —típico background de las tertulias literarias en tiempos de pandemia— no fue así. Ya lo decía el filósofo Henri-Frédéric Amiel: «la verdadera humildad consiste en estar satisfecho», y es que no hacían falta estanterías repletas de libros y flores para percibir el verdadero placer que le transmiten sus propios libros a Whitehead. Desde el comienzo, el encuentro se esbozó con la sencillez y la suavidad de alguien que transmite paz y seguridad. Llevaba una camiseta de rayas rojiblancas, como si lo hubiese hecho a propósito, para que fuera a conjunto con la portada de su libro.

Los oyentes no pudimos participar en el momento del encuentro, pero antes ya se nos había dado la oportunidad de escribir nuestras preguntas. El diálogo/entrevista se produjo entre Bookish y el escritor. 

Según Whitehead, cada escritor dispone de «sus necesidades artísticas» que se centran en una inspiración profunda. Una de las posibilidades para llegar al estro es que el escritor recopile un buen material del pasado y hablar sobre este en sus libros. De eso se trata en su obra: historia con elementos ficticios.

Los chicos de la NickelA la pregunta de si Los chicos de la Nickel fue un reto, el autor mostró una clara respuesta sin mucha reflexión detrás y es que, según él, todos los libros son desafíos. De hecho, comentó que este último le llevó más tiempo porque estuvo viajando para recibir los distintos premios y aprovechó cada momento que pudo para acabar la novela: desde redactar en su móvil, sentado en un avión, hasta dibujar en papel sus pensamientos en la habitación del hotel.  

«Desde un principio sé los pilares de la historia y sé qué detalles deben estar».

También se comentó el proceso de investigación, pues fue un tema muy interesante para los lectores de Bookish. Colson Whitehead aclaró que el desarrollo de la investigación es una fase compleja. Él no suele recortar muchos datos de la investigación, pues desde un principio ya sabe el esquema de su novela y qué documentos y hechos utilizar. Intenta no incluir demasiada información en el libro, solo los hechos que, según él, van a ser importantes para que el lector pueda construir la historia en su mente. De esta manera consigue que una historia compleja en sus nacimientos sea fácilmente entendida por el público, y convierte una historia enrevesada en una donde se siente cómodo en explorar sus horizontes en la escritura.

El autor se mostró emocionado al explicar que intenta mantenerse al margen de sus emociones al escribir sus novelas. Sin embargo, en el capítulo en el que Elwood es atrapado por los policías, no pudo aguantar sentir tristeza por su personaje principal. (No puedo negarlo, a mí también se me cayeron unas cuantas lagrimillas en este pasaje.)

Lo que más destacó de este encuentro fue su reacción a la pregunta de si su vida había cambiado después de haber sido dos veces galardonado con el Premio Pulitzer. Colson Whitehead mostró una humildad increíble y simplemente dijo que se sentía muy feliz. Su manera sencilla y modesta de responder sorprende positivamente y se suma a su auténtica forma de trazar historias.

«Lee, lee y lee para descubrir qué tipo de escritor quieres ser y escribe, escribe y escribe para ver qué tipo de escritor eres» es el consejo que da Colson Whitehead a sus estudiantes en la universidad.

Después de unas cuantas preguntas, Whitehead se sentía más cómodo y dijo que su trabajo le gusta porque puede hacer muchas cosas con él. Desde su punto de vista, la conexión entre lectores y escritores es algo fundamental. Aparte de la literatura, cree que otros géneros artísticos, como pueden ser el cine, la música o  las artes visuales, también pueden ser transformadoras.

Como era de esperar, se tocó el tema del movimiento Black Lives Matter y a la pregunta de qué podemos aprender los europeos de este, el escritor se mostró claro y conciso respondiendo que no es una lucha solamente americana, sino global.

Antes de terminar el encuentro, el escritor nos concedió pinceladas de su nuevo libro, Harlem Shuffle, que se publicará en 2021. Será una novela negra con un delincuente como personaje principal y, además de divertida, escrita en tercera persona y con una estructura muy potente, estará ambientada en su ciudad natal Nueva York.

Por último, Colson Whitehead aseguró que Cien años de soledad de García Márquez forma parte de sus imprescindibles. Por otro lado, creció leyendo ciencia ficción, como es el caso de Julie Otskua, con su novela When the Emperor Was Divine.

En definitiva, hace falta apoyo para el sector cultural en estos tiempos tan difíciles y Bookish siempre se esfuerza al máximo para que sus lectores se enriquezcan culturalmente y queden sorprendidos cada mes. Es evidente que los detalles marcan la diferencia.

Una gran idea organizar este encuentro y esperemos que, en un futuro, se produzcan más con otros autores.

Preslava Boneva

No hay comentarios

Deja tu comentario