El único hombre vivo – Mario Gómez Giménez

El único hombre vivo

Mucho se ha escrito y filmado sobre zombis, especialmente en los últimos años. Pues bien, Mario Gómez Giménez (Barcelona, 1984) nos presenta ‘El único hombre vivo’, su novela debut en la que los muertos vivientes toman la ciudad de Barcelona.

29J. Día cero.

Barcelona, 29 de junio de 2019. Álex Torrent comienza su jornada laboral como Mosso d’Esquadra como cualquier otra. Pero al poco tiempo se da cuenta que ese va a ser un día diferente. La radio del coche patrulla no cesa de comunicar avisos con disturbios protagonizados por gente excesivamente violenta. Tal es la brutalidad de los ataques que reciben por parte de los implicados que muy pronto empiezan a tener que tomar medidas drásticas para defenderse de los feroces agresores, hasta el punto de temer por sus propias vidas. 

Unos kilómetros más allá de Barcelona, en una pequeña población llamada Rubí, se despierta Eva Llull, una periodista de investigación de TV3. Su jefe reclama su inmediata presencia para que cubra los sorprendentes sucesos que están teniendo lugar en la Ciudad Condal. Aún desconcertada por los mensajes e informaciones que recibe en su móvil, la cosa toma tintes dantescos en el momento en el que de repente cualquier alusión a lo que está ocurriendo en Barcelona desaparece sin dejar rastro.

Es entonces cuando Eva se propone luchar contra lo que haga falta para sacar a la luz la verdad de lo que está ocurriendo.

Los zombis como género

Hace unas semanas Mario Gómez se puso en contacto conmigo para ofrecerme leer su novela, y al saber cuál era la temática, no dudé en decirle que sí. Me encantan los libros sobre zombis, aunque después de haber leído varias obras del género e incluso visto algunas series y películas, siempre te preguntas: ¿será una historia más o habrá algo que la haga diferente?

La respuesta es que el autor barcelonés sabe darle un enfoque distinto o al menos esa ha sido mi impresión. Hace que te veas atrapada en las vicisitudes de los personajes y en una cuestión de ética sobre qué es lo que debe prevalecer en la toma de decisiones importantes por parte del Gobierno en situaciones de crisis, como la que se vive en el libro.

El hecho de que la invasión esté focalizada en un único lugar, Barcelona,  y que el resto del país y del mundo sigan con su vida normal, cambia el planteamiento. El Gobierno comienza a ejecutar una serie de medidas que te harán plantearte una y otra vez si es correcto su proceder. El secretismo, las mentiras con las que van engañando a los ciudadanos te atormentarán durante su lectura. Y una última cuestión se hará presente en tus dudas: la de si solo están teniendo en cuenta el fin de salvar el mayor número posible de vidas o si hay otros intereses –económicos, no podía ser de otra manera– en juego.

Una historia, dos puntos de vista

‘El único hombre vivo’ está narrado a dos voces, las de Álex y Eva. Los capítulos del mosso nos mostrarán la invasión desde dentro. Gracias a estar escrito en primera persona, veremos cómo van cambiando sus sentimientos a medida que avanza la historia; pasará por la sorpresa, el miedo, la determinación… hasta que ese instinto de supervivencia innato en todas las personas se haga cargo de todas sus decisiones para anteponer su propia vida a todo lo demás.

Sin embargo, los capítulos de Eva, en tercera persona, nos irán mostrando las resoluciones que va tomando el Gobierno sobre la crisis y la información, o más bien la ausencia de ella, que se va publicando en los medios de comunicación, estando la poca que se da, manipulada. También iremos viendo los avances que la joven periodista, junto con su equipo de investigación, van consiguiendo para ir arrojando luz sobre lo que ha ocurrido en Barcelona. 

Estas dos tramas y la corta longitud de los capítulos dan agilidad a la historia. El lector querrá saber lo que pasa en ambos escenarios y no podrá soltar el libro hasta saber más.

Como puntos negativos, diría que en ocasiones el estilo narrativo con exceso de descripciones físicas en los personajes no me ha gustado demasiado, pero han sido momentos muy puntuales. El resto del tiempo, me ha parecido una lectura absorbente y bien desarrollada.

La otra pega es que la última palabra sea: “Continuará”. Sabía que no era autoconclusivo cuando comencé a leer, pero aun así, al terminar te quedas con tantas ganas de saber cómo finalizan las aventuras, o más bien desventuras, de nuestros personajes que te da un poco de rabia. Así que esperemos que Mario Gómez no tarde mucho en presentar la continuación de esta buena obra del género zombi.

 

Marta Pérez

Título: El único hombre vivo
Autor: Mario Gómez Giménez
Editorial: Universo de Letras
Páginas: 424
Fecha de publicación: septiembre 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario