El sol verde – Kent Anderson

El sol verde – Kent Anderson

El sol verde“El sol verde” arranca en en 1983, cuando Hanson acaba de dejar su puesto como profesor universitario en Idaho para retomar su carrera como agente policial. Con 38 años y siendo también veterano de Vietnam, nuestro protagonista ya tiene el “culo pelado” en esto de patrullar las calles pero debe comenzar como cualquier otro novato en la Academia, aunque ahora lo hará en Oakland en lugar de Portland, el destino donde comenzó como agente.

Nadie en su entorno conoce su pasado y Hanson no es precisamente un hombre al que le gusta que le den órdenes, por ello su relación con los mandos superiores no es del todo fluida. Hanson tiene un propósito y su paso por el este de Oakland recorriendo en solitario las calles más sórdidas de la ciudad tiene fecha de caducidad: los 18 meses que debe cumplir allí hasta que consiga el certificado POST para luego marcharse a un lugar más tranquilo y disfrutar de un retiro dorado donde impartir su propia justicia. O lo que él considera justicia.

A través de su rutina diaria, o más bien nocturna, vamos conociendo la cara menos amable de una Oakland llena personajes variopintos. También descubrimos las motivaciones de Hanson, que se pasa días enteros trasegando tequila y vodka pero que no deja de cumplir con su deber. No es un hombre fácil. Pensativo, tosco, taciturno y ciclotímico, tan pronto resuelve complicadas situaciones con mano izquierda como detiene a un pobre yonqui sólo por tener pinchazos en los brazos y cumplir con su cuota de arrestos. Profundas reflexiones sobre la violencia, recuerdos de Vietnam y alucinaciones varias aderezan la singular personalidad de un hombre que está convencido de que no puede morir. Es más, muchas veces da la impresión de que busca a la Parca, a la que también saluda de vez en cuando.

El retrato deprimente de Hanson puede tener un rayo de esperanza y tiene nombre de mujer: Libya. Una atractiva afroamericana cuya relación, teniendo en cuenta la época, puede complicarle aún más las cosas. Al margen de Weegee, un chaval que se pasa todo el día en bicicleta y del que se hace muy amigo, y Felix Maxwell, el capo de la droga local con el que mantiene una peculiar relación, pocos personajes secundarios destacados más podemos encontrar en el universo de un Hanson que da entre lástima y miedo.

Kent Anderson desarrolla una novela intensa aunque de lectura pausada, con un ritmo lento y un argumento en el que estás deseando que pase algo que sirva como hilo conductor porque el escenario se presta a ello. Pero no pasa nada. En esencia, cada capítulo se limita a narrar un día en la vida de Hanson como policía atendiendo avisos de la centralita, algunos de ellos muy surrealistas. Revisando la biografía del autor vemos que Hanson es claramente su alter ego literario y el relato, narrado en tercera persona y donde los diálogos brillan por su ausencia, se hace muy pesado.

Víctor M. Vargas

Título: El sol verde
Autor: Kent Anderson
Traductor: M. Cristina Martín Sanz
Editorial: AdN – Alianza Editorial
Coleccion: AdN Alianza de Novelas
Páginas: 408
Publicación: Septiembre 2018

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar