El reflejo dorado – J.J.M. Veiga

El reflejo dorado – J.J.M. Veiga

el reflejo dorado

‘El reflejo dorado’, del pontevedrés J.J.M. Veiga (Pontevedra, 1973), es una historia que combina fantasía y ciencia ficción con toques de pensamientos metafísicos.

Nuestro protagonista, del que no sabremos su nombre en toda la historia, está sumido en una existencia monótona, donde cada día es igual al que le precedió. Hasta que se cruza en su camino Leandro Malpaso, un extraño personaje que le invita a formar parte de una sociedad llamada los Trece de Hipnos  Esta sociedad está compuesta por trece personas, aunque en ese momento hay una vacante, que el protagonista acepta ocupar.

Poco a poco, se va enterando de que dentro de la sociedad existen varias fases o niveles. Cuando Leandro le comunica que ha pasado a nivel dos, es cuando realmente empieza la odisea de nuestro hombre. Leandro le muestra unas cápsulas individuales que transportan a sus ocupantes, o más bien deberíamos decir a las mentes de sus ocupantes a otro lugar del universo.
Después de unos meses de estudio y preparación, se decide a dar el gran paso y viajar a donde quiera que la cápsula le transporte. El destino no es otro que Overland; un planeta donde conviven en perfecta armonía humanos y robots, androides de la más alta tecnología e incluso ciborgs con mejoras que en la Tierra todavía ni soñaban con poder realizar. Y a todos estos personajes más o menos familiares para un terrícola se le sumaba todo un elenco de seres de diversa índole, raza y especie como los etnoobitas, que son hombres lagarto de más de dos metros o los guk, criaturas que se alimentan de la energía liberada durante el sexo. Dentro de estos seres extraños incluimos a nuestro personaje y todos los que como él proceden de otro planeta, cuyo aspecto es similar al del hombre, pero cuya altura supera los dos metros y allí son denominados dioses de Kell.
Aquí comenzará una gran aventura para nuestro dios de Kell donde las preguntas acerca de si lo que está viviendo es real o forma parte de un sueño o un espejismo, estarán presentes a lo largo de toda la historia.

J.J.M. Veiga, nos deleita en esta novela con una prosa magnífica, de lectura complicada, no en vano toda la narración se mueve entre la novela y el ensayo, haciendo una crítica a la política, a la sociedad, al concepto que hoy tenemos de economía, incluso cuestionando la libertad del individuo.

“Debemos de hacer creer a la gente corriente que hay movimientos opuestos al sistema. Así creamos la sensación de libertad. Si en el sistema que vives y en el que estás cómodo permite otras formas de pensamiento, entonces perteneces a un mundo libre. Lo llamamos la apatía de los idiotas. Haz creer al burgués que es libre, que no piensas por él y lo tendrás dominado como a un corderito.”

Tengo que reconocer que aunque he disfrutado de algunas de estas disertaciones, en muchos momentos se me han hecho difíciles de seguir y me han sacado de la historia. Aunque, probablemente, en este libro la historia es un secundario más.

La novela está escrita en primera persona por el protagonista, lo que nos hace partícipes de sus pensamientos internos, de sus dudas metafísicas y de sus sensaciones. Está estructurada en 21 capítulos cortos y un glosario de personajes y lugares.
Veiga construye un Planeta muy completo y complejo. Un Planeta con muchas ciudades cuyas sociedades son muy interesantes, con una gran variedad de razas y especies a las que no les falta detalle en su descripción.
Esto por una parte es muy de alabar, pero por otro lado, dado el pequeño tamaño del libro, me parece que se le da al lector un exceso de información en muy poco tiempo. Agradezco la inclusión del glosario, del que debo decir que he tenido que echar mano en varias ocasiones.

‘El reflejo dorado’ es una lectura interesante. Como amante del género fantástico me he quedado con ganas de un mayor desarrollo en la parte de fantasía/ciencia ficción y haber limitado la parte de ensayo/filosófico. Pero la mezcla es arriesgada y atractiva.

“Y la gente acudió a los religiosos, a los curas y a los idealistas, pero estos no solucionaron nada. Su crisis era permanente. Y siguieron acumulando trastos inservibles: monjes, políticos e idealistas. No eran conscientes de que acumular formaba parte de ellos mismos.”

 

Marta Pérez

Título: El reflejo dorado
Autor:  J.J.M. Veiga
Editorial: Amazon
Páginas: 244
Fecha de publicación: enero 2015

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar