El mundo en que vivimos – Anthony Trollope

El mundo en que vivimosLos lectores españoles estamos de enhorabuena, al fin llega la ansiada traducción de la que se dice que es la mejor obra de Anthony Trollope (Londres, 1815 – 1882), ‘El mundo en que vivimos’, de la editorial Ático de los Libros. Una sátira aguda sobre la corrupción y la falta de moral, en la que no falta el sentido del humor. Una crítica social que nos demostrará que dos siglos después las cosas no han cambiado nada en absoluto.

Algunas pinceladas sobre Trollope

Trollope nació en el seno de una familia que tuvo grandes problemas económicos. No fue hasta 1831, cuando su madre inició una carrera literaria que le proporcionó bastantes éxitos, que las cosas en el aspecto monetario mejoraron para ellos.

Podemos considerarle un escritor muy prolífico, con más de 40 novelas publicadas además de un gran número de cuentos, biografías y otras obras. Trollope combinó esta faceta con un puesto en el Servicio de Correos, trabajo que le llevaría a vivir en Irlanda, Egipto y las Indias Occidentales.

Fue a su regreso de las Colonias cuando, sorprendido por el estado de inmoralidad que había en su país, le surgió la idea de escribir ‘El mundo en que vivimos’.

Especulación bursátil en el siglo XIX

Cuando Augustus Melmotte llega a Londres, lo hace envuelto en un sinfín de rumores sobre su persona y su cuenta bancaria. Su comportamiento parece indicar que se trata de un acaudalado hombre de negocios, pero a su vez, su nombre parece estar ligado a las palabras fraude y estafa. Y las malas lenguas incluso hablan de que ha tenido que huir de Francia y otros países.

Aun así, su popularidad crece como la espuma y pronto su presencia se convierte en una de las más codiciadas de la City. El punto álgido de su fama lo consigue cuando se hace cargo de la representación en la capital inglesa de una de las empresas más ambiciosas al otro lado del océano: la construcción de un ferrocarril que enlace Salt Lake City con Veracruz (México). Un negocio en el que él gestionará la compraventa de estas acciones sin haber aportado un chelín a la operación, y tan solo se limitará a especular y obtener beneficios.

A la caza de la heredera

Lady Carbury es una mujer a la que la suerte no le ha sonreído especialmente en la vida. Cuando su marido murió, se dio cuenta de los escasos ingresos que le quedaban para mantenerse a ella misma y a sus dos hijos. Y si encima uno de esos hijos, sir Felix, es un derrochador, libertino y jugador, la pobre lady Carbury no hace más que idear un plan tras otro para poder salir adelante.

Es por ello que la llegada de los Melmotte a la ciudad se le ofrece como una gran posibilidad para resolver sus problemas monetarios. Marie Melmotte es la única hija del rico empresario y, según se rumorea, heredera de una cuantiosa fortuna. La joven enseguida se ve rodeada de numerosos candidatos para obtener su codiciada mano.

Pero lady Carbury lo tiene claro: ningún título, ya sea de marqués o duque, puede competir con el hermoso rostro de su primogénito. Así que, día sí, día también, azuzará a su hijo para que corteje a la muchacha y consiga con ello asegurarse un futuro sólido y seguro.

Poderoso caballero Don Dinero

Una de las cosas que me asustaba un poco a la hora de leer ‘El mundo en que vivimos’ era que la trama estuviera basada en el tema bursátil, tema del que reconozco no tener muchos conocimientos. Pero puedo asegurar que Trollope lo pone todo muy fácil y nos lo da muy masticadito. No solo no hay ningún problema para seguir la problemática financiera que se nos plantea, sino que lo hace de tal manera que no se hace pesada y te resulta atractiva e interesante.

Es muy triste ver lo poco que ha evolucionado la sociedad en ese aspecto. Esta historia, con sus consiguientes adaptaciones, se podría perfectamente haber escrito hoy en día. Aquel que tiene dinero, tiene el poder. Da igual tu pasado, si tu cartera está llena. No importa cómo has conseguido colmar de libras tu cuenta bancaria, lo que importa es la cantidad de dígitos que tenga la misma.

Comerciantes, personas de origen humilde, judíos –que eran todo lo mal considerados que se os ocurra imaginar–, todos ellos, una vez demostraban que su caudal bancario estaba bien lleno, se podían codear con príncipes y emperadores, tratándoles de igual a igual. Eso sí, en petite comité, todos renegarían de tener relación con ellos y hablarían con superioridad sobre los mismos.

Trollope no deja títere con cabeza

Pero si hay un sector con el que el escritor inglés es especialmente crítico es con la nobleza. Trollope ridiculiza a los nobles, esos personajes cuyo único mérito es haber heredado un título. No importa que sean unos ineptos y que no tengan apenas dinero para mantener esas magníficas propiedades también heredadas. Siempre serán tratados de forma privilegiada por todos.

Y ya no hablemos de ponerles cerca una rica heredera, ahí sacarán todas sus armas para conseguir el preciado premio. Sí, así de frío, pues las pobres muchachas eran vendidas por sus propios padres al mejor postor, como si de una mercancía se tratase.

Aunque la clase obrera también tiene un precio y sobre ellos también deja caer su afilada pluma Tropolle. Si en la clase alta las opciones de una joven son casarse o quedarse en casa de mamá y papá como una solterona, en la clase baja, las alternativas son trabajar en el servicio o encontrar un buen hombre con una casa donde iniciar una nueva vida; quién sabe si más o menos desgraciada.

Una historia de las que perduran

Las más de 850 páginas de esta novela dan para hablar largo y tendido, así que en algún momento tengo que parar. No sin antes decir lo mucho que he disfrutado con su lectura. Una prosa deliciosa que me ha hecho pasar unas jornadas maravillosas, deleitándome con sus descripciones, riéndome con sus pullas y asombrándome de que, por mucho que nos vanagloriemos de haber evolucionado, nuestra sociedad sigue cometiendo los mismos errores que hace 150 años.

Una vez más, agradecer a Ático de los Libros por acercarnos a estas obras maestras, de las que nunca pasan de moda y de las que siempre tenemos mucho que aprender.

 

Marta Pérez

Título original: The Way we Live Now
Tíulo: El mundo en que vivimos
Autor: Anthony Trollope
Traducción: Claudia Casanova
Editorial: Ático de los Libros
Páginas: 864
Fecha de publicación: septiembre 2019

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.