El huerto de Emerson – Luis Landero

El mercado editorial, desde hace unos años, está plagado de pesados. De libros pesados, me refiero. Publicaciones frondosas que se venden al peso y que, en muchas ocasiones, nadie lee. Por eso, cuando sale una obra como El huerto de Emerson, de Luis Landero (Alburquerque, Badajoz, 1948) se agradece mucho. Un pequeño tesoro de poco más de 200 páginas que se devora de un tirón. Para leer tochos, buenos tochos, ocupen mejor su tiempo con Dickens, por ejemplo.

DONDE PACHE

El libro de Landero es un sitio donde quedar, un lugar común en el que poder compartir nuestros recuerdos. Es ir donde Pache, la tasca que había en el alfoz de cada pueblo y donde acudíamos todos a hacer repaso de la jornada o de la vida, que lo mismo da.
Porque los recuerdos del autor, sus pequeños cuentos de memorias escogidas, son recuerdos que traspasan generaciones. En cada capítulo del libro, Landero muestra destellos de su vida. Breves hechos que han tenido influencia en su existencia y en la de los que le rodean. Y, a partir de ahí, cartografía una época afortunadamente pasada y superada pero que, en ocasiones, evoca con nostalgia. Con los peligros que ello conlleva.

EL HUERTO

El título del libro —precioso, como casi todos los de Landero— es un homenaje a Ralph Waldo Emerson, autor de Ensayos escogidos, una obra de gran impacto para él cuando apenas tenía dieciocho años. El huerto, según el propio Emerson, es el terreno que nos ha tocado cultivar en esta vida. Una vida en la que, seguro, hay campos más grandes y con mejores lechugas, pero donde nosotros hemos de estar contentos con la parcela que nos ha tocado labrar.

PEQUEÑOS TESOROS

Como decíamos al inicio, este libro es un pequeño tesoro. Pero, como en todos los tesoros, siempre hay unas cosas más valiosas que otras. Y aquí la piedra preciosa la encontramos en el capítulo trece —¿casualidad?—, titulado ‘Cuando éramos tan guapos’. Hasta los más feos hemos sido guapos alguna vez vistos desde los ojos de otra persona. Aunque sea de forma efímera. Así es el destello del amor, como el reflejo del sol en un escaparate cualquiera dándonos en la cara mientras nos contemplamos en él. Como este huerto, este pequeño vergel que nos regala Luis Landero.

Diego Manzanares

Título: El huerto de Emerson
Autor: Luis Landero
Editorial: Tusquets editores
Páginas: 240
Fecha de publicación: Marzo 2021

No hay comentarios

Deja tu comentario