El hogar eterno – William Gay

El hogar eterno – William Gay

el hogar eterno

En la región de los Apalaches, el escritor nativo William Gay (Hohenwald, Tennesse, 1941-2012) se recluyó en su cabaña, una vez divorciado, y escribió ‘El hogar eterno’, una obra donde relata y ubica la vida sureña de los EEUU en la primera mitad del siglo XX.

Reza la biografía de William Gay que tenía el mismo aspecto de un hombre al que le habían pegado un tiro, desaliñado, con más surcos en la piel que los Montes Apalaches y satisfecho en una vida huraña, donde su única preocupación era echar leña en su chimenea. Y escribir, no dejar de escribir.

La zona sur de los EEUU ha sido, históricamente, la cuna del Moonshine: whisky o bourbon destilado de manera ilegal para evadir impuestos tras la aprobación por el Congreso, en 1920, de la 18º Enmienda, conocida como la Ley Seca.

Nathan Winer tras los pasos de su padre

El escritor de Tennesse nos cuenta la historia de Nathan Winer, un joven de Mormon Springs que en 1934 se quedó huérfano de padre. Nathan Winer (padre) fue asesinado por un disparo en un ojo y lanzado al vacío por un precipicio siendo engullido por las sombras, por su ejecutor y villano de la zona: Dallas Hardin. Éste es el amo y señor en la zona, el que se apropia de las tierras y mujeres de otros hombres, ejerciendo a su vez su poder sobre el negocio ilegal del destilado del whisky.

William Ted Oliver es un anciano que desde su atalaya divisa todo lo que se cuece en los alrededores, un hombre recluido en su choza de tablones grises donde posiblemente se vea reflejado el mismo autor. El viejo sobrevive a la melancolía que le produce la marcha de su mujer décadas atrás, presencia omnipresente la de ella, y ejerce  de mentor y maestro de Winer.
Oliver y Winer nos conducen, ya en 1943, por las zonas más oscuras de una comunidad aposentada sobre yacimientos de antepasados mormones, unos capuchas blancas con todavía demasiada influencia en los habitantes de la región. Unos vecinos que andan a la espera de saber quién es el que va a aparecer en su puerta cualquier mañana.
Amber Rose, hijastra de Hardin, cubre a la perfección del papel femenino de la historia donde, a pesar de su esclavitud, ejerce sobre Winer un influjo hipnótico.

Del diluvio al infierno, en tan solo seis meses

La carretera de Mormon Springs se sitúa al inicio de los Montes Apalaches, que van desde el norte de Alabama hasta Quebec (Canadá). Un lugar donde nacen numerosos ríos hacia el Océano Atlántico en forma torrencial. Allí donde la diferencia climatológica entre el invierno y el verano es abismal. Es en invierno, e inmerso en época de abundantes lluvias, cuando Oliver encuentra un cráneo humano bajo las aguas inundadas de su cabaña. A partir de ahí nos adentraremos en una inversión de sensaciones donde nuestro protagonista tendrá que sortear, junto a su amigo Bocazas, las trampas que le vienen de frente.

«Soy carpintero, pensaba. Era algo, alguien, tenía un asidero. Y, al final, la rutina y la disciplina que regía sus jornadas se habían granjeado su simpatía, días largos y lentos que más adelante rememoraría, cuando el orden y la simetría volviesen a ser cosas más soñadas que vividas. Me va bien, pensaba, llevo mi carga a solas; y además, en aquellos últimos días del otoño, había dado por fin con algo que siempre le había eludido, una paz fría y solitaria.»

En plena Segunda Guerra Mundial, sentiremos la desesperación y desahogo de los soldados combatientes, un periodo donde la ocultación de alambiques para la elaboración del whisky se convierte en ocupación de primera necesidad.
En ‘El hogar eterno’, el espíritu de William Gay divaga entre la sabia vejez de Oliver y la juventud del pletórico Nathan Winer, en mi imaginación visualizado como Huckleberry Finn en versión noir.

Dirty Works marca tendencia con aroma sureño

Dirty Works edita,  con una fabulosa traducción de Javier Lucini, una de las óperas primas de William Gay colocando la atención, de nuevo, en los Apalaches; un conocido emplazamiento donde yacen personajes que viven en lo más profundo de un rincón olvidado de los Estados Unidos.

Ésta, es una lectura para realizar a fuego lento y así saborear la excelente prosa de un hombre herido, curtido en mil batallas. ‘El hogar eterno’ es una novela narrativa cruda e intensa, sin necesidad de violencia gratuita ni de puzles imposibles. Sin lugar a dudas, una gran obra.

 

Paco Atero

Título original: The Long Home
Título: El hogar eterno
Autor: William Gay
Traductor: Javier Lucini
Editorial: Dirty Works
Páginas: 316
Fecha de publicación: marzo 2019

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar