El hereje – Miguel Delibes

El hereje

Nació en Valladolid el 31 de octubre de 1517, el mismo día en el que Martin Lutero publicó las 95 tesis en la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg (Alemania). Quizás por ello, la vida de Cipriano Salcedo quedó ligada a la reforma del monje alemán. Miguel Delibes (Valladolid, 1929 – 2010) narra su vida y las vicisitudes de un grupo de luteranos en la novela El hereje.

INFANCIA

Salcedo quedó enseguida huérfano de madre, quien falleció al poco tiempo de parirlo. Su padre lo consideró responsable de su viudedad. Como consecuencia de ello, se desentendió de él y encargó a una joven, de nombre Minervina, su crianza y educación. Esta desafección paterna lo marcó toda su vida.

El primer revés emocional que sufrió, se produjo cuando el padre lo separó de su aya para internarlo en el colegio Hospital de Niños Expósitos. Ella había sido la única referencia de Salcedo en su niñez y la única que le había dado amor.

RELIGIÓN

Cipriano recibió una educación tradicional católica en su juventud. Con el paso de los años y una vez fuera del colegio, contactó con un grupo de personas que formaban una pequeña, pero muy activa, comunidad luterana que se fraguó en Valladolid en la primera mitad del siglo XVI.

En España hubo dos focos bastantes significativos de luteranismo por la época en la que se sitúa la novela: uno en Sevilla y el de la ciudad castellana. De hecho, aparecen algunos personajes históricos en El hereje, por ejemplo, Carlos de Seso y la familia Cazalla, quienes fueron los cabecillas de la nueva corriente cristiana en Castilla. 

La religión es, por tanto, el tema principal que Miguel Delibes aborda en El hereje. Trata algunos aspectos de las ideas luteranas: la negación del Purgatorio o la inutilidad de la confesión. No obstante, el desarrollo de la novela se centra más en la evolución interior del protagonista, que le lleva a plantearse la disyuntiva entre el catolicismo y las ideas de Lutero.

CENTENARIO DE DELIBES

El escritor vallisoletano no trata de convencer a nadie mediante la exposición de sus propias creencias. Es muy cuidadoso al emitir sus ideas. Más bien plantea las dudas interiores que las personas tienen acerca de la fe religiosa para provocar que el lector reflexione. Lo hace con un lenguaje típico en él: sencillo y austero a la vez que es extraordinariamente eficaz. También se aprecian otras características muy reconocibles de su obra, pues no deja de hacer numerosas referencias al campo de Castilla y las labores propias de los campesinos, la caza y los pájaros.

Recordemos que este año se conmemora el centenario del nacimiento de Delibes, uno de los autores más sobresalientes de la literatura española de todos los tiempos. Quizás, este destacado acontecimiento esté pasando incomprensiblemente desapercibido para la mayoría de las personas. Sin duda, el autor de Las ratas, Los santos inocentes, Cinco horas con Mario, entre otras obras maravillosas, se merece que leamos alguna de ellas para rendirle un merecido reconocimiento y El hereje es una opción magnífica para ello.

 

Julio Megía

Título: El hereje
Autor: Miguel Delibes
Editorial: Editorial Destino
Páginas: 504
Fecha de publicación: 1998

No hay comentarios

Deja tu comentario