El Gran Rojo – Benito Olmo

Benito Olmo (Cádiz, 1980) nos muestra el lado oscuro de Frankfurt en su última novela, El Gran Rojo, una historia negra en la que combina intriga, acción, violencia y buenos personajes mientras recorremos una ciudad llena de contrastes.

¿DÓNDE ESTÁ GERARD?

En un espacio en el que conviven el barrio financiero y los peores tugurios y suburbios a la sombra de los rascacielos, Mascarell malvive aceptando casos que ningún detective querría aceptar. Un día recibe un extraño encargo, una misteriosa mujer le pide que localice a un joven, Gerard, tan solo a partir de una foto.

Al mismo tiempo, Ayla, una adolescente de origen turco, busca una explicación a la reciente muerte de su hermano Samir y está decidida a encontrarla al precio que sea. La clave está en el mejor amigo de Samir, Gerard.

No son los únicos intentando localizarlo, su camino se cruzará con peligrosos sujetos e incluso con el Gran Rojo, una organización criminal. El joven parece estar posesión de algo muy valioso que todos buscan.

INMIGRACIÓN, SKYLINE, BARRIO ROJO Y SALAS DE INYECCIÓN

La trama de la novela refleja la realidad multicultural de la ciudad con mayor tasa de inmigrantes de Alemania a través de una variopinta galería de personajes de diversa procedencia, entre los que Frankfurt tiene gran relevancia como si fuera un protagonista más.

El autor nos muestra su cara más sombría. Vamos a pasear por los lugares menos recomendables en los que el caballo cabalga de vena en vena, y en los que almas en pena se hunden en sus pozos de adicción. El barrio rojo, la prostitución, las salas de consumo, el trapicheo y el crimen organizado van a estar muy presentes en los escenarios en los que transcurre la acción.

MASCARELL Y AYLA, DOS GRANDES PROTAGONISTAS

En El Gran Rojo descubriremos dos excelentes protagonistas, dos supervivientes con los que es difícil no empatizar. Mascarell es un terco, un cínico, un provocador con una sola pierna, acidez de estómago y serios problemas para llegar a fin de mes. Su ironía y sarcasmo nos sacarán más de una sonrisa con su fino humor negro.

La otra gran protagonista es Ayla, con una madurez y unas agallas que no corresponden a sus dieciséis años. Está acostumbrada a moverse por terrenos peligrosos, se ha dedicado al trapicheo para ayudar en casa ya que su padre está enfermo de Alzheimer. No ha tenido una vida fácil y, con la compañía de su navaja y sus puños, no dudará en enfrentarse a todo y a todos.

Benito Olmo tiene mucho en común con Mascarell: ambos se han trasladado de Cádiz a Frankfurt por razones similares, se han enfrentado a dificultades parecidas al llegar a una ciudad que los dos han pateado: el primero con ojos de escritor para conseguir una minuciosa y magnífica ambientación, y el detective para intentar forjarse una reputación, aunque sus investigaciones y clientela hagan que su popularidad no vaya en el sentido de sus pretensiones.

Con un estilo ligero y despreocupado, sin grandes artificios literarios, la narración adquiere fluidez y ritmo y, poco a poco, todas las piezas van encajando. Los capítulos protagonizados por Mascarell y Ayla se van alternando al mismo tiempo que las voces narrativas: la tercera persona para acompañar a Ayla y a algún otro personaje, y la primera persona para el detective, que va describiendo sus progresos, sus reflexiones, sus pasos, su pasado, los motivos que le llevaron allí y por los que continua sufriendo y hundiéndose en las entrañas de la ciudad.

Os animo a acompañar a Mascarell y a Ayla en El Gran Rojo y a sumergiros en la parte más negra de Frankfurt en una historia bien tejida en la que Benito Olmo nos deja con ganas de seguir disfrutando de unos protagonistas inolvidables.

Victoria Velasco

Título: El Gran Rojo
Autor: Benito Olmo
Editorial: AdN Alianza de Novelas
Páginas: 344
Fecha de publicación: marzo 2021

No hay comentarios

Deja tu comentario