El día de los trífidos – John Wyndham

el dia de los trifidos

John Wyndham (Birmingham, 1903 – Londres, 1969) sorprendió al mundo en 1951 con su novela de ciencia ficción, ‘El día de los trífidos’, una historia posapocalíptica escrita en los años cincuenta, pero por la que parece que no pasan los años.

La ciencia ficción es un género que muchas veces no envejece bien. En ocasiones, cuando en la época actual se alcanza ese futuro imaginado por los escritores, comprobamos que aún estamos lejos de esa proyección fantaseada o que realmente se quedó corta y el presente es más fascinante que lo escrito. Sin embargo, algo curioso pasa con esta obra de Wyndham que parece atemporal. No importa en qué año la leas, el escenario que plantea sigue siendo tan acertado como aterrador.

LA CALMA DESPUÉS DE LA TEMPESTAD

“Cuando un día que usted sabe que es miércoles comienza como si fuese domingo, algo anda muy mal en alguna parte”.

William ‘Bill’ Mansen se despierta en una cama de hospital, con los ojos vendados. Todo a su alrededor está en calma, situación prácticamente imposible en estos recintos. Algo pasa, no es normal que siendo miércoles, reine esa quietud y silencio más propio de los domingos.

El miércoles 7 de mayo, la órbita de la Tierra pasó entre los restos de la cola de un cometa. Misteriosas y brillantes luces verdes habían cruzado el cielo nocturno de California… y del resto del mundo. Y Bill se perdió el increíble espectáculo debido a un incidente laboral. Eso sí que es mala suerte… O tal vez no.

“EN EL PAÍS DE LOS CIEGOS, EL TUERTO ES EL REY”

Mansen trabaja en una granja de trífidos, unas plantas gigantescas alteradas genéticamente para obtener un aceite con multitud de vitaminas y propiedades. El descubrimiento de esta planta revolucionó la industria aceitera, proporcionando unos beneficios altísimos a bajo coste. Sin embargo, el trabajo no carece de riesgos y Bill fue atacado por uno de los trífidos, siendo esta la causa por la que no pudo disfrutar de los meteoros verdes.

Cuando despierta en su habitación del hospital dispuesto a quitarse por fin la venda de sus ojos heridos, no puede creer lo que encuentra a su alrededor: el resto del mundo está ciego. Y esta situación tan atípica la aprovechan los vegetales transgénicos para escapar y atacar todo lo que se les cruza por delante.

UN INICIO DE PELÍCULA

Narrado en primera persona desde el punto de vista de Bill casi en su totalidad, los lectores vamos descubriendo este nuevo mundo al mismo tiempo que lo hace él, planteándonos similares interrogantes que van surgiendo conforme avanza la trama.  

El comienzo del libro os puede recordar a producciones tales como The Walking Dead o 28 días después. Desconozco si Robert Kirkman concibió la idea del cómic y posteriormente la serie a raíz de la presente historia, similitudes no le faltan; pero sí que he podido comprobar que Danny Boyle, el director de 28 días después, confesó que el guionista se inspiró en el libro para dar forma a la escena inicial de su película.

MIEDO, NECESIDAD E INTEGRIDAD

Con la recién estrenada Guerra Fría, Wyndham nos transmite a la perfección el temor y paranoia que se desató en el Reino Unido por miedo a los invasores, en nuestro caso, representado por los trífidos. Pone de manifiesto la fragilidad de la humanidad. Simplemente la privación de un sentido puede llevar a la sociedad a la hecatombe. Sí, el ser humano es el gran dominador de la Tierra, pero esta superioridad quizás sea más débil de lo que imaginamos. El más ligero cambio y tal vez pasemos de depredador a presa.

Como tema central en la novela tenemos el conflicto entre necesidad y normas morales. Esta dinámica de conceptos diametralmente opuestos es lo que lleva a todos los personajes a tomar sus decisiones. Por un lado, la ética de ciertas personas les conduce a ayudar a los que han quedado ciegos, arriesgando sus propias vidas en pos de las de los demás. Sin embargo, es posible que esta vía no sea la más adecuada para la preservación del ser humano y, en algunos momentos, la duda está presente a la hora de decidir qué camino tomar, si el moral o el necesario para la supervivencia.

‘El día de los trífidos’ no fue la novela debut de Wyndham, pero sí la primera en firmarla con su nombre. El final pide a gritos una continuación, que le fue dada por el autor Simon Clark cincuenta años después de publicarse el original y bajo el título de ‘La noche de los trífidos’, reflejando de forma excepcional el estilo de la obra madre.

Querida marmota, esta lectura te la debo a ti. Espero que allá donde has ido, te hayan dejado un rinconcito repleto de libros para que sigas soñando.

 

María García

Título original: The Day of the Triffids
Título: El día de los trífidos
Saga: Trífidos 1
Autor: John Wyndham
Traducción: José Valdivieso
Editorial: Minotauro
Páginas: 318
Fecha de publicación: marzo 2008

No hay comentarios

Deja tu comentario